Chetumal.- Con 21 votos en contra, una ausencia y solo tres votos a favor, fue rechazado hoy en sesión del Congreso del Estado el paquete fiscal para Solidaridad, que contemplaba diversos aumentos a impuestos, como el predial y diversas licencias, como el casamiento. Quedaron solas respaldando estas leyes lesivas Reyna Durán, la “Ruda”; Fernanda Trejo, la “Enamorada” y Erika Castillo, la “Taxi-Diputada”

En la sesión ordinaria número 29 del primer año de ejercicio legislativo en el Congreso del Estado, se decidió que al no ser aprobado en lo general el Dictamen presentado de la ley de Hacienda de Solidaridad, regrese a las Comisiones que dictaminaron, específicamente a la de Hacienda, Cuenta y Presupuesto.

Los diputados de todos los partidos, incluido Morena, mismo que el gobierno municipal de Solidaridad, votaron primero por adelantar en el orden del día el caso de Solidaridad, para luego decidir por rechazar su paquete fiscal, de forma que se regresa a la Comisión de Hacienda.

Cabe recordar que previamente el presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política (Jugocopo), el morenista Édgar Gasca Arceo, indicó que no avalaría mayores impuestos que lesionen los bolsillos de la ciudadanía, como en el caso del cobro de basura que pretendía imponer el Ayuntamiento de Benito Juárez (también de Morena), también rechazada. Por ello, a la hora de votar la ley de Solidaridad, la gran mayoría de los legisladores se unieron, sin importar banderas partidistas, para votarla en contra.

Extrañamente, el coordinador del Partido del Trabajo, Roberto Erales Jiménez, se ausentó de la sesión.

Las únicas tres diputadas, que en lugar de velar por el bien de los ciudadanos parecen velar por intereses propios, fueron Reyna Durán, Fernanda Trejo y Erika Castillo.

Reyna Durán, la “Ruda”, cabe recordar, desde el arranque de la legislatura, se enfocó no en el trabajo, sino en intentar usurpar la presidencia del Congreso, a través de escritos e impugnaciones. Incluso siéndole negado el apoyo de la mayoría de los legisladores, ella insistió con sus litigios, ya sin materia. Hasta el momento, se le desconoce alguna iniciativa de ley.

Fernanda Trejo “la Enamorada” ha sido criticada por tener consigo de forma constante a su pareja sentimental, el síndico de Solidaridad Omar Sánchez Cutis, quien en lugar de estar ocupado en el cargo por el que devenga un envidiable sueldo, prefiere estar en Chetumal, supuestamente de asesor. Recordado por toda la prensa es el choque automovilístico que protagonizó hace un par de semanas, que hizo que la diputada abandonara la sesión y se lanzara corriendo en su búsqueda.

Erika Castillo, la “Taxi-Diputada”, llegó primero a una regiduría y luego a esta diputación por ser hija del ex dirigente del Sindicato de Taxistas de Cancún, Erick Castillo, y su primer interés, en cuanto comenzó sus funciones como legisladora, es modificar la Ley de Movilidad para favorecer a su gremio, a través de la creación de un consejo en el que los transportistas participen en la entrega de concesiones, además de hacer a estas perpetuas y hereditarias.

Fueron estas tres diputadas, más el petista ausente, quienes, cuando el pueblo las necesitó, votaron en contra del bien común y a favor del alza de impuestos. Por fortuna, eran minoría.

Distinta fue la situación del Cabildo, en donde la mayoría de regidores, incluso aquellos que dicen ser de oposición, votaron a favor de este golpe a los bolsillos de la ciudadanía. La conciencia que ellos no mostraron fue suplida por la de los diputados, y ahora concejales como Orlando Muñoz y Gustavo García Utrera tendrán la bochornosa obligación de justificar su voto, por una ley ya descartada.

DEJA UN COMENTARIO

comentarios