mansión Tulum
Foto: El Diario de Yucatán

Luego del revuelo causado por la mansión construida en Tulum, en plena zona protegida y cercana incluso al sitio arqueológico, las autoridades del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Quintana Roo han dicho que investigarán lo referente al tema.

Fue Margarito Molina, delegado del INAH Quintana Roo quien dijo que ya preparan incluso una inspección al sitio para evaluar de cerca si existió alguna clase de daño a la zona arqueológica debido a los trabajos de construcción de esta mansión.

No hay que perder de vista que la zona donde se hizo la mansión está dentro del Área Natural Protegida denominada Parque Nacional Tulum. Y que existe un decreto presidencial que data de 1981 que impide construir ahí.

“También tenemos que verificar si no hay daño al patrimonio arqueológico, independientemente de si cuenta o no con permisos; estamos revisando quién es el dueño y si existe alguna violación al decreto presidencial que declara el sitio Zona de Monumentos Arqueológicos Tulum-Tankah”, dijo el funcionario en entrevista con El Universal.

Desde 2019

La Dirección del Parque Nacional Tulum denunció la construcción a finales del 2019 ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), sin éxito. La residencia está identificada por la Conanp como Casa Km 8.

Recientemente, el PNT, se percató de que la mansión estaba terminada y custodiada por gente armada. Lo que significa que las obras no pararon desde su denuncia previa, cuando estaba la casa en obra negra y siguieron en la contingencia.

Mansión en zona protegida de Tulum
Mansión en zona protegida de Tulum

Lo curioso es que hay 27 denuncias desde hace cinco años, interpuestas por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas ante la FGR y que entre 1990 y 2007 las autoridades emitieron 14 títulos de propiedad. Mientras tanto el propietario de la residencia identificado como Rogeiro Dos Santos dice tener “todos los permisos en regla”.

Lo anterior es incongruente y peor aún si los permisos los concedieron las autoridades, puesto que existe otro decreto presidencial que declara al sitio como Zona de Monumentos Arqueológicos Tulum-Tankah incrementando la superficie protegida a 692 hectáreas, hacia un acantilado junto al mar; emitido el 8 de diciembre de 1993.

Zona protegida

De acuerdo con activistas que señalan la violación a la Ley de quien esté a cargo de esta obra de construcción erguida desde hace seis meses, el dictamen de este predio por su condición de área protegida es de carácter expropiatorio e impide construir dentro de un área de 664.32 hectáreas cualquier tipo de edificación desde 1981.

Por si fuera poco, existe un acuerdo realizado el 15 de diciembre de 2007 que le confiere para efectos de protección y conservación ambiental a la Conanp la administración de 184 mil 409 metros cuadrados de la zona federal marítimo-terrestre, aledaños al PNT.

Te puede interesar: Tulum aparece en portada de Revista “Vogue” para reactivar turismo

Esta residencia también viola las disposiciones decretadas el 7 de diciembre de 2016, que reconocen la zona como parte de la Mega Reserva del Caribe Mexicano, Área Natural Protegida (ANP). Esto al invadir una subzona no apta para desarrollo urbano.