Tulum.- Un taxista se estacionó a la orilla de la carretera en Punta Piedra, en una zona con declive, pero olvidó ponerle el freno de mano a su vehículo, el que comenzó a avanzar y por poco termina dentro del agua, terminando en la playa sobre un área rocosa.

El taxista debió pedir el auxilio de policías de Tránsito, que debieron a su vez llamar a una grúa para sacar a la unidad de la playa, y llevárselo al corralón.

El taxista fue invitado a acudir a la Dirección de Tránsito para hacer los trámites para recuperar su vehículo.

DEJA UN COMENTARIO

comentarios