Un perrito llamado Emerson  fue abandonado junto con sus hermanos en un refugio por una persona que ya no los quería y por si fuera poco, nació con problemas de visión, se contagió de parvovirus canino y es completamente sordo.

Por ello, no conocía el amor ni el cariño. A los tres meses de edad, había vivido la mayor parte del tiempo en el hospital debido a sus convulsiones causadas por el parvovirus, lo que provocó que mucha gente se alejara y no quisiera adoptarlo.

Sin embargo, un hombre llamado Nick, lo vio y en el primer momento que lo vio sintió empatía con el, así que fue al refugio de la Fundación North Florida, donde se encontraba el cachorro.

Nick también era sordo, por lo que comunicarse con él no fue problema, al poco tiempo lo adoptó y el joven le enseñó lenguaje de señas, que fue aprendido por Emerson rápidamente.

Así, cuando Nick dibuja una “S” con sus dedos significa sentarse, y cuando dibuja una línea recta significa acostarse.

“El vínculo que tenemos es impresionante, nos entendemos muy bien. Me gusta pensar que esto estaba destinado a ser. Él es especial”, indicó el joven.

Después de ese día en el refugio, la vida de ambos cambió positivamente, en especial para Emerson, que después de ser maltratado y rechazado por tanto tiempo, al fin tenía alguien que lo amara y consintiera.

También te puede interesar: Por salvar a un perro una mujer atropelló a un hombre

La amistad que tienen ambos es un lazo increíble unidos por una misma discapacidad, pero juntos demuestran que el amor y apoyo pueden lograr cosas asombrosas.

DEJA UN COMENTARIO

comentarios