La obra del artista italinano Maurizio Cattelan, que consistía en pegar un plátano en la pared para representar el consumo y el capitalismo llamada “Comedian”, fue deshecha por un hombre que llegó muy campante al festival Art Basel, celebrado en Miami, y se la comió.

Según palabras del propio Maurizio, la pieza invita a reflexionar sobre el valor que la sociedad le da a los objetos.

Lo grave, es que esta obra que Cattelan presentó por primera vez en 15 años, ya estaba vendida a un artista francés pagó 120 mil dólares ( poco más de dos millones de pesos); por lo que no se sabe si Maurizio Cattelan podrá cobrar dicha cantidad.

Sin embargo, como ya se mencionó anteriormente, la pieza fue devorada por el artista neoyorquino David Datuna, quien asistió ayer sábado al Art Basel para ver que había de nuevo. De pronto el el artista se dirigió a la sala donde se encontraba la obra de Cattelan y sin previo aviso, quitó el plátano de la pared, lo peló y se lo comió, lo que desató risas y hasta gritos quejándose por tal acción.

También te puede interesar: ¡Perro provoca un incendio al usar el microondas!

De acuerdo con Datuna, lo que hizo en realidad fue in performance artístico llamado “Hungry Artist”, e incluso declaró a los medios locales que él solo podía encontrarle un sabor diferente a la fruta porque era un artista. “Puedo comer el plátano y el concepto del plátano, porque soy un artista y no un humano normal”.

DEJA UN COMENTARIO

comentarios