Rocío Martínez Preciado

Correo: [email protected]

De nuevo de nuevo señor vine aquí sentada a la orilla del mar, en ese encuentro tan anhelado mío para contigo, mi corazón late más aprisa tengo mucha emoción, hoy es el último día de este viaje, amanece y veo tu gran regalo de ese mar, esas olas blancas con su espuma, de repente imaginé las alas de mi hijo Alonso.

Señor gracias por abrazarme, cuando más lo necesito ¿recuerdas días atrás? que tuve tantos contratiempos las ferias de Irapuato y Salamanca no fueron tan buenas para nuestro stand de Los Planes de Alonso A.C. para juntar recursos y cinco días antes de venirnos a Manzanillo me faltaba reunir mitad de la renta de la casa donde nos hospedaríamos con los niños curando de cáncer y sus mamis: Entonces y miré la vista al cielo y dije: Señor yo estaré tranquila porque tú te encargarás de todo ¡Y así fue!

¿Recuerda señor ese domingo en Soriana en que me encontraba yo sola pidiendo despensa para traer al viaje a los clientes? ¿Cómo de repente me sentí triste y sola? Pero… Tú rápido te encargaste de abrazarme y enviaste una persona que me dijo… Rocío yo te conozco como eres y sé que te va ir bien. ¡Porque Dios está contigo! Me enviaste esas palabras tuyas “Que yo sí podría”.

Me animaste, el día cambió, ya no me sentí sola, no importaba que no estuvieran a mi lado amigos o familia apoyándome porque “TÚ ESTABAS AHÍ”, “TÚ TE ENCONTRABAS CONMIGO”. Y hoy sentada en la playa. En este amanecer y charlando contigo señor amor. Me doy cuenta que no traigo seis niños y seis mamás. Te traje a Ti “Señor Dios Amor” porque: Tú estás en BRYAN de 11 años, niño tan lastimado sus piernitas delgaditas que parecen se romperán, sufre de un tumor en la columna.  Trae diálisis y tiene muy pocas probabilidades de vivir, “según los doctores”, pero señor Dios falta la opinión principal. La tuya: Es un niño tierno, alegre no camina ya está en silla de ruedas sus piernas perdieron sensibilidad, ya una de sus piernas tiene una cicatriz de una quemada muy fuerte, porque un día su mami le sirvió el plato de comida y él se lo puso recargado en su pierna y como no sentía lo caliente por carecer de sensibilidad, su piel se quemó fuertísimo. El ha pasado situaciones muy difíciles, pero “Señor tú estás con Él”.

VIANEY: 10 años su mamá Raquel, chiquita hermosa padece de un tumor en su ano ya no le dan más tratamientos porque no ha tenido respuesta. Los Doctores le dijeron a su mami que sólo hay que esperar… Doctores de la Tierra ¿Esperar?  ¡La vida solo la decides Tú señor! La niña está feliz en el mar, no para de estar en el agua su mamá como “GUERRERO” con una fortaleza “Increíble”, ellas “no esperan”, ellas disfrutan y aman este mar tan lleno de Ti, síguelas abrazando como hasta ahora y dales esa fortaleza y que sepan que “El que cree en Ti” ¡No existe la muerte!

LUIS: Cinco años mamá Angélica niño inquieto, juguetón  no para de hablar,  curando de Leucemia, pero tiene una alegría  a la vida ¡Asombrosa! Gracias por sus sonrisas.

VANESA: 17 años mamá Silvia, tierna jovencita coqueta con sus  pañoletas, metida en sus pensamientos y sentimientos refugiados  en sí misma. Pero cuando ella habla, se ve todo lo que le está haciendo de bien el viaje. Ella tiene Leucemia, sabe lo que pudiera pasarle, por eso será  lo que hace que se encierre en su silencio. Su mami Silvia atenta a todo lo que su hija necesita. Un amor tan bello, tan entregado que hace recordar a mamá María cuando sabía lo que le iba a suceder a su hijo. “Señor solo pedirte bendícelas y llénalas de salud” “Sal todos los días”: ¡Los milagros quieren ser descubiertos!

KARLITA: 11 años su mamá Leticia de Oaxaca la veo más grande de su edad fuerte y segura de si. El tumor en su cabeza no le permite caminar, es muy platicadora parece perica, me encantó cuando abrió sus brazos y me dijo: Rocío te quiero mucho ¡Fue increíble! Sentía el abrazo de un ángel tan lleno de Dios, esa niña sabe que aunque no camine, “su espíritu de lucha no descansará” ¡Siempre adelante!

GIOVANY: Tres años mamá Paty, el chiquito del grupo. Tiene Leucemia y le dio  dos infartos que lo dejaron inmóvil, no habla, no camina, su mami lo trae en rebozo siempre cargado. Parece una mamá pajarita dando de comer con tanto amor a su hijo se ve tan bella cuando ella acerca su boca para darle un beso y él con tanto amor responde ¡Es increíble! ¡La fortaleza de Paty es una guerrera. Señor: el viaje fue bello la casa hermosa junto a la playa, albergando un tesoro esos niños tan llenos de Ti las personas en manzanilla que apoyaron con tanta voluntad ¡Bendícelas! y señor: a cada uno de mis niños  y mamis dales salud y fortaleza  para que acepten lo que tú dispongas. Así como cuando mi hijo Alonso estaba grave: Señor si te vas a llevar a mi hijo dame fortaleza para entregártelo y hoy te doy gracias por haber solucionado todos los contratiempos que afectaban y amenazaban para realizar el viaje.

Gracias por amarme tanto y haber permitido conocerlos a estos “GUERREROS”  que ellos invitan a ser mejores personas, motivan, ellas no se quejan, cargan el peso de una silla de ruedas, el peso del dolor en su corazón, y aún así: “Caminan con amor” ¡Con fuerza y espíritu de lucha ante la adversidad! ¡Termina hoy una lección  más en este viaje una lección de amor! Deseo aprender y compartir a los demás ese amor tuyo, en esas guerreras.

“Dios no siempre llama a los fuertes” ¡Algunas veces debes  ser lo suficientemente débil para ser útil! ¡Y nunca desistas antes de que el milagro suceda!

Guerrero, no significa guerra, significa “crecimiento”  proyecta tu luz sin importarte lo obscuro que parezca el mundo a Tu alrededor”.

También te puede interesar: Acostúmbrate

Estimado lector: Sé un Guerrero, haz realidad tu sueño y él de alguien más siempre se tu luz y compártela al que te vea.

¡Dios por delante!

Más noticias de Quintana Roo

DEJA UN COMENTARIO

comentarios