De acuerdo con un estudio realizado por la psicóloga de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Mirna Ongay Valle, utilizar ropa cara podría ser más que un símbolo de estatus social, un reflejo de la autoestima personal.

Lo anterior, según la especialista, tiene una connotación negativa cuando las personas prácticamente se ven forzadas por la sociedad a comprar prendas de renombre, cuando no tienen los recursos económicos para hacerlo, lo que significaría una deficiencia en la autoestima de los individuos.

Mirna Ongay subraya que, la sociedad aún no comprende que la autoestima está en función de lo que eres y de lo que sientes, más allá del lugar en donde vives o la ropa que vistes.

Lo externo puede ayudar a sentirse bien, pero no es lo fundamental”, señaló.

Marketing

Las estrategias de mercado han encontrado en la lucha de clases un terreno fértil para la implantación de ideas en la sociedad, por ejemplo, mediante la asignación de estatus en relación a la ropa y los productos que se utilizan.

También te puede interesar: Extranjeros consumen más cerveza artesanal local que los mexicanos

En este sentido, el estudio de Mirna Ongay revela que en su mayoría, las personas que más consumen marcas de ropa a elevados costos, son jóvenes, dado que son más fáciles de influenciar porque se encuentran en la búsqueda de su identidad.

Es por ello que la psicóloga invitó a que se reafirme en los seres humanos desde temprana edad, el verdadero sentido de lo que son en función de sus valores, antes de inculcarles la importancia de las cosas que tienen, en relación a su costo.

Más Noticias de Quintana Roo

DEJA UN COMENTARIO

comentarios