A través de la biografía Not Afraid: The Evolution of Eminem; la cual estará disponible a apartir de mañana, el autor Anthony Bozza relata la dura vida del rapero Marshall Mathers, mejor conocido como Eminem.

El autor describe cómo el artista  veces ganador del Grammy fue llevado de urgencia al hospital casi al borde de la muerte en 2007 después de consumir el equivalente a “cuatro bolsas de heroína.

El antiguo lavaplatos de Detroit intentó estar sobrio, pero recayó dos veces más antes de comunicarse con el músico británico Elton John que se convirtió en su salvador.

“Como una superestrella musical con casi 30 años de sobriedad en su haber, Elton John fue el mentor perfecto para ayudar a guiar a Marshall”, escribe Anthony Bozza. “Los dos comenzaron un programa de visitas semanales y se acercaron mucho”.

A pesar de que el rapero tenía en sus haberes letras homofóbicas, Elton se mantuvo fiel a su amistad al grado que en los Grammy de 2001 cantaron a dueto. “No sabía que era gay”, dijo Eminem, de 47 años, en 2004. “Realmente no me importó”.

Eminem, siendo un rapero exitoso fue víctima de una fuerte adicción a las drogas cuando 2006 su mejor amigo y colaborador de la infancia DeShaun ‘Proof’ Holton fuera asesinado.

“Mi régimen diario sería despertarme por la mañana y tomar Vicodin”, dijo tiempo atrás sobre su adicción.

En su peor momento llegó a tomar hasta 30 pastillas de Vicodin y Valium al día. “Algunos días simplemente me acostaba en la cama, tomaba pastillas y lloraba”, afirmó. “Era un círculo vicioso”.

Eminem confesó que la fama lo golpeó muy duro, y que sus festejos los sacaba de control al consumir drogas y alcohol, tiempo en el que también se involucraba en peleas callejeras. Las drogas y el alcohol lo ayudaron a llenar el vacío de su vida personal con una familia rota.

También te puede interesar: Tiene Cancún niños adictos desde los 7 años

Después de casarse y divorciarse de la misma mujer dos veces, ésta demandó a Eminem por difamación y pidió que dejara de rapear sobre ella en 2001, cuando golpeó con una pistola a un hombre que vio besar a su ex, terminó en la cárcel. Luego fue sentenciado a tres años de libertad condicional y pruebas de drogas regulares, casi al mismo tiempo su madre, había presentado una demanda de 10 millones de dólares por calumnias.

DEJA UN COMENTARIO

comentarios