El “Chapo” Guzmán ordenó matar a su socio porque no le dio la mano

Continúan las declaraciones de Jesús “El Rey” Zambada, hermano del “Mayo” Zambada, en contra de Joaquín el “Chapo” Guzmán, quien enfrenta un juicio en Nueva York por narcotráfico.

Durante su tercer día de testimonio, Jesús Zambada, declaró que el “Chapo” decidió matar a su socio, Rodolfo Carrillo Fuentes, luego de que éste no le extendió la mano para saludarlo en una reunión en 2004.

“El Rey” Zambada, relató que Carrillo Fuentes, narco del Cártel de Juárez, fue baleado junto con su esposa Giovanna Quevedo frente a un cine de Culiacán, Sinaola, y a pesar de que iba con sus dos hijos pequeños, éstos sobrevivieron.

Rodolfo Carrillo Fuentes era el hermano menor de los narcos Amado y Vicente Carrillo Fuentes, líderez del Cártel de Juárez, y tras dejar al “Chapo” con “la mano estirada”, éste se enfureció y dijo “que lo iba a matar”, pues “no aguantaba más a Rofolfo”, contó Jesús Zambada.

Dicho asesinato, comenzó la guerra entre el Cártel de Sinaloa y los hermanos Carrillo Fuentes, quienes vengaron la muerte de Rodolfo, matando a uno de los hermanos de “El Chapo” Guzmán, Arturo Guzmán.

Jesús “El Rey” Zambada, quien llevaba la contabilidad del Cártel de Sinaloa, contó durante cuatro horas al menos siete asesinatos más ordenados por Guzmán Loera hacia narcos rivales o policías, así como también la guerra contra los Zetas, los Carrillo Fuentes y los Beltrán Leyva.

El testigo, que fue extraditado a Estados Unidos, también recordó cuando el Chapo ordenó supuestamente el asesinato de Julio Beltrán, disidente del Cartel de Sinaloa y protegido por la policía de Durango.

Según cuenta, un pistolero que participó en la operación le dijo a “El Rey” “que lo habían acribillado a balazos, que le habían cortado la cabeza y que le había quedado colgando por un pedacito”.

Asimismo, contó sobre los planes frustrados del “Chapo” y “Mayo” para asesinar a un policía de la Procuraduría General de la República (PGR), que no aceptaba sobornos ni colaboraba con nadie.

También comentó sobre el asesinato de un comandante de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) llamado Nemesio, quien habría recibido millones de dólares de Arturo Beltrán Leyva para que asesinara a los dos líderes del Cártel de Sinaloa.

Ante tales acusaciones, uno de los abogados de Joaquín Guzmán Loera, William Purpura, indicó que aquellas declaraciones eran una invención, eran “una telenovela”.

Pues Purpura, le preguntó al testigo cómo era posible que recoradara acon exactitud declaraciones que el “Mayo” o el “Chapo” hicieron hace 17 años, en 2001, cuando este último y Jesús Zambada se conocieron.

También te puede interesar: Juicio histórico; podrían darle cadena perpetua al Chapo Guzmán

“¿Recuerda usted que comió en su cumpleaños hace 17 años?”, preguntó Purpura al Rey. “No, señor”, respondió el testigo, que siempre guardó la calma.

Más noticias de Quintana Roo

 

DEJA UN COMENTARIO

comentarios

1 COMENTARIO

Comments are closed.