Detiene a hombre en Nueva York que revendía equipo médico al 700 por ciento de su valor

160

Baruch Felheim, de 43 años y que vivía en Brooklyn, en la ciudad de Nueva York, fue arestado por el FBI por vender artículos médicos, que son necesarios para proteger a los doctores durante la pandemia del coronvirus, como mascarillas N95, gel antibacterial y otros equipos a un sobrepecio de 700% del precio original.

Cuando los agentes federales llegaron a la casa del sospechoso, éste les mintió y dijo que trabajaba para una compañía que compra y vende equipos de protección personal. Así lo informó la Oficina del Distrito Fiscal de los Estados Unidos de Nueva Jersey.

Los fiscales aseguraron que Feldheim también mintió al decir que no tenía grandes cantidades de estos equipos de protección y que nunca los había vendido directamente a alguna persona.

El arresto se hizo días desplués de que la cadena NBC New York informara que un médico de Nueva Jersey, Dr. Salerno, había recurrido al mercado negro para obtener suministros para proteger a los trabajadores de la salud que atienden a pacientes con covid-19.

Los fiscales dicen que un médico en Nueva Jersey contactó a Feldheim a través de un grupo de chat de WhatsApp llamado “Virus2020” el 18 de marzo. Feldheim acordó luego venderle cerca de mil mascarillas N95 y otros materiales por $12,000, un sobrepecio del 700% en comparación al precio normal.

Feldheim se habría reunido con el médico en un taller de reparación de automóviles en Irvington. El doctor dijo a las autoridades que el taller de reparación contenía suficientes materiales para equipar a todo un hospital.

El 23 de marzo de 2020, Feldheim supuestamente intentó vender batas quirúrgicas a una enfermera y le dijo que fuera a su casa en Brooklyn. Dos días después, también habría recibido un envío de Canadá que contenía aproximadamente ocho paletas de mascarillas médicas.

Si es declarado culpable, Feldheim enfrenta un máximo de seis años en prisión y una multa combinada de $ 350,000 por ambos cargos.

DEJA UN COMENTARIO

comentarios