Estos son los destinos históricos con pasados increíblemente oscuros

Chernóbil

Cada país cuenta con historias llenas de sucesos extraordinarios, algunos buenos y otros no tanto, y aunque en la mayoría de las ocasiones se enaltecen los buenos recuerdos, hay lugares con pasados tan siniestros que resulta imposible tapar la huella de su reminiscencia.

En muchas ocasiones estos sucesos son los que atraen a turistas curiosos que buscan conocer un poco más de cerca el oscuro pasado de ciertos lugares, cuya historia alberga sucesos trágicos, como estos 3 destinos turísticos con pasados oscuros que hace muchos años fueron escenarios de horribles desastres.

Chernóbil

Aunque este sitio es considerado en extremo peligroso, existe un tour que por extraño que parezca, te permite que visites ciertas zonas de la “ciudad radioactiva”, que en abril de 1986 fue testigo de uno de los mayores accidentes nucleares que han azotado a la humanidad.

La explosión tuvo lugar en el cuarto bloque de la central nuclear de Chernóbil y hoy en día hay 5 millones de personas que siguen viviendo en las áreas contaminadas. Además, “en total hay más de 10 millones de personas que padecen enfermedades debidas a la catástrofe”, según el sitio web de viajes y tours llamado Chernobylwel.

No obstante, se dice que los tours son seguros y recientemente se han hecho muy populares a nivel mundial. La duración de estos es tan breve que los guías solo te llevan a lugares que no resulten peligrosos para tu bienestar, además te proporcionan todo el equipo necesario para reducir cualquier riesgo, tal y como lo son mascarillas, dosímetros y contadores Geiger.

Este tour sigue abierto al público, pese a que COVID-19 ha cancelado muchos destinos, de hecho, según Tripadvisor solo es necesario que guardes tu sana distancia, ya que los diversos organizadores se encargan de la desinfección del equipo que vayas a usar y deben proporcionarte gel antibacterial continuamente.

Campo de concentración Auschwitz y Birkenau

El complejo de campos de concentración de Auschwitz fue el mayor de los establecidos durante el régimen nazi, pues “constituyó el principal centro de exterminio de la historia en el que murieron asesinadas más de un millón de personas”.

Y por más escalofriante que parezca, es posible visitar los dos campos: Auschwitz I, el campo de concentración original, y Auschwitz II (Birkenau), construido posteriormente como campo de exterminio judío.

De acuerdo con la agencia de viajes Civitatis, en el primero se pueden ver exposiciones en las que se muestran las condiciones en las que malvivían los prisioneros, así como una pequeña parte de la inmensa colección de los objetos que fueron robados a los cautivos antes de asesinarlos.

Mientras que en el segundo se conservan “las enormes letrinas y los restos de los hornos crematorios y de las cámaras de gas que los nazis trataron de destruir antes de su precipitada huida”.

Con respecto a las medidas sanitarias implementadas para evitar la propagación de coronavirus, los recorridos cumplen la legislación local para reducir el riesgo de contagio.

Salem

Este siniestro lugar se encuentra ubicado en Massachusets, y es considerada como un lugar místico donde fue la cuna de la masacre conocida como “La cacería de las brujas de Salem” que comenzó en 1962, cuando la hija del reverendo Samuel Parris se enfermó.

Esto luego del diagnóstico médico de que había sido “embrujada”, razón por la cual se condenó a una veintena de personas a la horca y que actualmente conserva la única estructura que aún guarda un vínculo directo con los juicios de brujería enunciados.

Se trata de la llamada “Casa de la Bruja”, que fue hogar del juez Jonathan Corwin, quien estuvo a cargo de investigar las denuncias de la supuesta actividad demoníaca.

Puedes visitarla pese a Covid-19, solo recuerda que se permiten 4 visitantes en ciclos de 20 minutos y que para ingresar es necesario que además de guardar tu sana distancia y portar cubrebocas, compres tu boleto con anticipación en su sitio web oficial.

Con información de Destinos.