Con el fin de evitar pérdidas millonarias, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) promovió en el Senado de la República una iniciativa para castigar el robo de energía eléctrica a través de los famosos “diablitos”.

Esto debido a que al año se promedia una pérdida de 59 mil 73 millones de pesos. En este sentido, Armado Guadiana, presidente de la Comisión de Energía del Senado, indicó que la actual administración no ha llevado a cabo acciones decisivas para combatir el robo de energía.

De acuerdo con la CFE las tres principales causas de las pérdidas, son la delincuencia organizada, resistencia civil y los asentamientos irregulares.

También te puede interesar: Estafan con supuestos descuentos en adeudos de CFE

Por ello, la propuesta sugiere castigar de 16 a 20 años de prisión para los que resulten culpables de impedir o alterar el funcionamiento de los medidores de luz a tal grado que el agravio ascienda a más de un millón de kilowatts por hora, o para aquellos que cuenten con servicio eléctrico sin tener un contrato formal.

DEJA UN COMENTARIO

comentarios