Descuartiza a su esposa en la CDMX y confiesa que tiró los restos al baño

959

El hombre destazo a su esposa de 25 años de edad en un departamento de la alcaldía Gustavo A. Madero.

De acuerdo con su propio testimonio, Francisco “N”, originario de Puebla, mató la madrugada del sábado a su esposa Ingrid, tras una discusión, luego de que ella le reclamara por llegar ebrio a su casa.

“Empezamos a discutir y seguimos discutiendo, nos empezamos a forcejear, después me dijo que me quería matar y le dije ‘mátame’, aseguró el agresor.

Y estábamos ahí en la cocina y le digo ‘pues de una vez’ y saqué un cuchillo, y me lo enterró, y me pegó dos veces”, agregó el sujeto detenido luego del crimen mientras estaba a bordo de una patrulla.

Pero al ser cuestionado por qué desmembró el cuerpo, respondió que no quería que nadie se diera cuenta de su crimen, por lo que después de asesinarla con el mismo cuchillo con el que supuestamente ella lo agredió primero, la destazo.

“Con el cuchillo que me golpeó se lo enterré en el cuello. Luego aventé los restos al drenaje”, argumentó Francisco, quien dijo ser ingeniero civil y tener dos hijos, uno de 14 años.

De acuerdo con la carpeta de investigación que inició la Fiscalía capitalina por el delito de feminicidio, tras asesinar a Ingrid, Francisco llamó a su exesposa, Ivonne, a quien le reveló que había agredido a su actual pareja sentimental.

La exesposa se dirigió al hogar del hombre ubicado en la calle Tamagno número 515, donde pidió auxilio a elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, todos ingresaron al edificio, donde encontraron a Francisco bañando en sangre y el cuerpo de Ingrid desollado hasta los huesos rodeada de sangre en el suelo y varios pedazos de cuerpo y piel en una bolsa.

El retrete estaba desprendido y lleno de sangre, pues él intentó deshacerse del cuerpo. Érick Francisco utilizó el cuchillo de cocina para arrancarle la piel desde la cabeza hasta las rodillas, además de quitarle diversos órganos del cuerpo, que al principio los tiró por la taza del baño y que terminó tapando el drenaje.

Más tarde, con una bolsa de tela color verde salió de su casa a depositar más restos en el drenaje de la calle Tamagno, de la colonia Vallejo, en Gustavo A. Madero.

Posteriormente llamó a su exesposa para que fuera a recoger a su hijo de 15 años, quien fue testigo de los hechos, pues además le dijo que su papá había matado a Ingrid.

En redes sociales, usuarios exigen justicia.

3 COMENTARIOS

Comments are closed.