Un chofer de autobús fue declarado con muerte cerebral después de haber sido agredido por un grupo de personas a las que no les dejó subir a bordo porque no llevaban cubrebocas.

Los hechos ocurrieron en Francia donde un chofer que cumplía con su deber fue brutalmente agredido por un grupo de personas sin cubrebocas, siendo este obligatorio.

Uno de los agresores fue detenido y los demás se dieron a la fuga, según indicó a la AFP una fuente policial de la ciudad de Bayona, donde se produjo el incidente.

El grupo trató de subir al autobús este domingo por la noche sin billete ni cubrebocas, siendo obligatorio en los transportes públicos en Francia.

Cuando el conductor, de unos 50 años de edad, trató de impedir su entrada, recibió repetidos puñetazos, que le causaron una lesión grave en la cabeza.

Al llegar al hospital, estaba inconsciente y los médicos le declararon en muerte cerebral este lunes. En respuesta al brutal ataque, varios de los colegas del chofer se negaran a trabajar en protesta, por lo que los servicios de autobuses de la región fueron interrumpidos.