Oscar Pérez. Nadie le creía. Hoy es un héroe inmortal

Oscar Pérez Héroe de la Libertad
Oscar Pérez Entregó su vida por la libertad de Venezuela. Piloto, investigador policiaco, paracaidista, entrenador de brigada canina, buzo de combate, se dedicó a conseguir ayuda y medicinas para niños con cáncer. Productor de películas con mensaje para la juventud. Se rebeló contra la Dictadura de Maduro

Oscar Pérez

Nadie le creía. Hoy es un héroe inmortal

Por Rosa Maria de la Peña

Enero 24, 2018

Primera Parte

¿Qué sucedió en Venezuela el 15 de enero de 2018?

A las 4 de la mañana del lunes 15 de enero, los vecinos se despertaron asombrados por el impresionante despliegue militar, cuyo objetivo era el asalto de un pintoresco chalet de la localidad de El Junquito, en las afueras de Caracas donde se refugiaba el piloto Oscar Pérez declarado en rebeldía, con sus compañeros y algunos civiles. En el operativo participaron alrededor de 500 elementos de las Fuerzas Armadas del Estado con equipo de guerra que incluyó lanzamisiles y tanquetas, pero que inicialmente tuvo como objetivo realizar la detención del pequeño grupo de sublevados bajo la orden de respetarles la vida. Pero al final se dio un cambio de orden y se asesinó a una mujer civil embarazada, a Oscar Pérez, a 5 de sus compañeros patriotas, y todos terminaron con un tiro en la cabeza.   Además, según el informe oficial, perdieron la vida dos policías y el jefe de uno de los colectivos armados de los que usa el régimen como sicarios o asesinos a sueldo. Su función es “defender la revolución bolivariana” contra los opositores al chavismo o al partido de Maduro, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). Ante lo que hoy el mundo conoce como lo que fue, una ejecución extrajudicial, el gobierno ha actuado con triunfalismo felicitando a los verdugos. Pero el asesinato de Oscar Pérez ha tenido un efecto no esperado, porque ha detonado una reacción tanto nacional como internacional que podría representar un  vuelco en la Historia, no sólo de Venezuela, sino de todo Latinoamérica. Veamos por qué:

Hasta antes de esta fecha el movimiento libertario el continente no tenía un héroe contemporáneo legítimo, ni tampoco un símbolo suficientemente poderoso para guiar la lucha en contra del populismo autoritario, del socialismo totalitario, del estatismo y de las narcodictaduras socialistas que en aras de la igualdad, han sacrificado la libertad.

Pero en cuestión de horas, durante la mañana del 15 de Enero, cientos y aún miles de clicks en las redes sociales reprodujeron las imágenes de los sucesos del Junquito donde todo el mundo pudo ver casi simultáneamente que fueron asesinados ilegal y deshonrosamente, patriotas venezolanos que se estaban rindiendo, ante miles de testigos en redes sociales. A partir de entonces las noticias y opiniones compartidas no cesaron de fluir junto con llamados a continuar la lucha por parte de Oscar Perez. Sus palabras fueron transmitidas por él mismo en tiempo real. Así fue que a la velocidad del click, su mensaje se dio a conocer replicádolo al punto que unos minutos después del desproporcionado ataque y de su muerte, Óscar ya estaba convertido en el estandarte de la Resistencia que antes lo había tenido en el descrédito y hoy está en camino de encarnar el símbolo esperado por los pueblos, que en Latinoamérica luchan por liberarse de las tiranías de nuestro tiempo.

Un héroe que dio la vida por la libertad de los venezolanos

No era un político de esos que hablan más de lo que hacen y ello pudo haber sido otra de las razones por las que antes del sacrificio de su vida, su llamado no había tenido el eco que merecía. Pero a partir de que la Resistencia venezolana y el mundo entero se percataron que Oscar Pérez era un opositor de verdad y un patriota genuino, reconocimiento que pagó con su vida, su sacrificio fue un impacto de nivel internacional y el remordimiento de los venezolanos que no habían creído en él apareció en cascada. Luego de su asesinato junto a sus valientes compañeros, Oscar Pérez obtiene lo que verdaderamente quería: transmitir su llamado a los venezolanos animándoles para que no dejen de presionar hasta derrotar al régimen tiránico que señaló, está dedicado al narcotráfico y sometido a una “invasión de cubanos y rusos”. Así lo expresó.

Durante el siglo pasado la libertad no tuvo los suficientes adeptos, probablemente porque la doctrina del Estado de Derecho fue adoptada prácticamente por todas las constituciones democráticas y llegó un momento en que se pensó que el constitucionalismo estaba ya tan afianzado que se había llegado al “fin de la historia” ya que, según Francis Fukuyama autor de esta frase, se aproximaba el momento en que ya no habría necesidad de guerras, ni de gestas épicas que involucrasen derramamiento de sangre. Así que, al no haber necesidad de defenderla, la libertad perdió importancia durante el siglo pasado y fue cediendo su lugar a ese otro valor asociado a la democracia que es la igualdad. Los héroes de fines del siglo XVIII y principios del XIX que conquistaron la independencia para los países de América, impulsados por la masonería bajo la directriz del movimiento iluminista europeo, habían contemplado a la libertad como el valor supremo. Pero el Siglo XX fue el siglo que peleó por igualdad y ésta fue el valor preferido de los movimientos populares.

No obstante, los vientos cambiaron en Latinoamérica por la influencia del marxismo principalmente en tres movimientos revolucionarios que a la distancia podemos decir que distaron mucho de  entregar buenas cuentas: la Revolución Mexicana de 1910, la Revolución Rusa de 1917 y posteriormente la Revolución Cubana. Esta última no fue un movimiento popular de ánimo socialista, porque lo que se conoció como la “declaración del caracter socialista de la revolución” se hizo, sólo una vez que Fidel Castro llegó al poder. Fue un cambio de sentido que en realidad fue una  traición al pueblo y a quienes  habían peleado por restablecer la constitución democrática de 1940, pero no por instalar un régimen socialista totalitario, de partido único que imposibilita cambiar al grupo en el poder que luego de 60 años ya se convirtió en dinastía al igual que Corea del Norte.

En el presente, la influencia marxista la tenemos en el Socialismo SXXI creado por Fidel Castro y Hugo Chávez, de orientación dictatorial cuando no totalitaria, varios de cuyos dirigentes han sido acusados de recurrir a formas de financiamiento que incluyen actividades de narcotráfico y otras prácticas delictivas.

Cabe señalar que la influencia del marxismo, en diversos grados alcanzó a toda América en la forma de estatismo, a través de la creencia equivocada de que el motor de la economía debía situarse en el Estado, en lugar de la sociedad.

El estatismo se presenta en diversos grados que van de moderado a extremo. El moderado ha sacrificado la libertad económica estorbando el crecimiento, pero no ha sido tiránico. Por el contrario, el estatismo extremo se ha impuesto sacrificando ya sea la libertad económica o política, o bien, ambas como en el caso más extremo de Cuba o de Corea del Norte. Son sistemas basados en el sigilo, el secreto o el disimulo, lo que les permitió eludir el rechazo externo hasta ahora, que gracias a Internet la realidad ya va quedando expuesta ante el mundo y poco a poco, va ganando la certidumbre de que vivir en un régimen que sacrifica la libertad es desperdiciar la vida, además de ser empobrecedor.

En este momento nos encontramos, asimilando que la igualdad es importante pero que la libertad es el bien más preciado. Con todo, faltaba en nuestro tiempo un héroe que de manera legítima, generosa y honorable alzara el estandarte de la Libertad. Ese héroe es Óscar Pérez quien dio su vida para transmitir su mensaje libertario, cuando han aparecido regímenes donde las elecciones sirven para anular la división de poderes y la oposición queda disminuida porque el gobierno se asume como único o legítimo titular de un proyecto  de nación. Es el caso del Socialismo Siglo XXI, cuya promoción financió el petróleo robado por Hugo Chávez a los venezolanos, está destinado a saquear países mediante la estrategia de eliminar la libertad tanto política como económica para dejar a la sociedad en total indefensión ante el Estado y un poder “revolucionario”. La idea pasa por  asumirse como opción verdadera, por lo que se ha de considerar a toda oposición como la ruta falsa, enemiga del pueblo y por lo mismo candidata a eliminar. La referencia ideológica y organizacional son Cuba y Corea del Norte. El programa incluye elecciones, pero no se propone funcionar conforme a un Estado de derecho, que es el propio del régimen constitucional de las democracias liberales. Fue contra este esquema de sometimiento a Cuba que instaló el Socialismo SXXI a la manera de un narcorégimen que se sublevaron los patriotas asesinados en el Junquito. Y fue para recuperar la libertad de los venezolanos  que levantó Oscar Pérez su vuelo en helicóptero para hacer aparecer en cielo de Caracas la palabra Libertad y el artículo constitucional que sirve de base a la rebelión contra la tiranía. El 27 de Junio será otro día recordado como una fecha emblemática para la Historia de Venezuela y para todos aquellos que aman por sobre todas las cosas la libertad.

El estandarte 350 Libertad Oscar Perez
Oscar Perez sobrevolando Caracas en Helicóptero del CICPCO. 27 de Junio 2017

 

El Mayor Bastardo negociaba la rendición

En las primeras horas la negociación transcurría tranquila y así quedó registrada en el video de la transmisión, donde Oscar dialoga con el comandante del operativo, el Mayor Bastardo —ese es su nombre— a quien trata de convencer para que no defienda al régimen, sino al pueblo. Ahí menciona por cierto “la invasión que hay en Venezuela de cubanos, de rusos y hasta grupos de Hezbolah”. Se puede constatar en este video que había civiles en la casa del Junquito y que los rebeldes estaban perfectamente sanos, tranquilos, dispuestos a entregarse. En ese diálogo, el comandante Bastardo les ofrece a Óscar y a otro compañero, presumiblemente Pimentel, implementar el protocolo de la rendición en presencia de agentes del ministerio público y hasta periodistas, tal y como los militares tienen previsto para estos casos, con plena protección a quienes se rinden. Pero este ofrecimiento resultó ser una mentira pues una transmisión posterior revela que fueron atacados. Hoy se sabe que fueron asesinados a sangre fría y que Óscar recibió un tiro en la frente, lo que es prueba de ejecución extrajudicial.

Ultimamente se han filtrado audios de integrantes del colectivo “Tres raíces” cuyo líder, de nombre Heikel Vázquez, fue muerto durante el operativo, lo que evidencia que hubo participación de civiles armados, que no son sino paramilitares que intimidan a quienes no están de acuerdo con el régimen.

Para una circunstancia semejante, donde intervienen sublevados y fuerzas armadas, hay un protocolo que incluye dejar un testimonio grabado por parte del comandante del operativo, con el fin de dar cuenta de que el mismo se verificó de manera honorable, ya que quien se rinde tiene derechos y hasta privilegios. Sin embargo, hasta el momento no se sabe que esto se haya cumplido por parte de las autoridades. Maduro no contaba con que Óscar estaba transmitiendo la negociación de su entrega en vivo por Instagram, ante miles de testigos en redes sociales, quienes observamos no sólo que la negociación se desarrollaba tranquila y sin combate alguno, sino también el momento del ataque por parte de elementos en uso de armamento de guerra y hasta misiles rusos RPG7, que fueron efectivamente lanzados. Luego de que la transmisión del smart phone de Oscar se interrumpiera en medio del ataque, no se conoce la de la autoridad que debía haber grabado la detención o en su caso el enfrentamiento. Eso, si el procedimiento se hubiese conducido conforme al debido protocolo para este tipo de operativos. Lo que sí se sabe es que 6 del grupo de los valientes sublevados terminaron con un tiro en la cabeza, según consta en las actas oficiales de defunción, lo que da cuenta de una ejecución extrajudicial. Para el caso de la embarazada, el disparo fue a la altura de la matriz. Son evidencias que deberán ser examinadas por la justicia internacional, pues ya está interpuesta una denuncia ante la Corte Penal Internacional y falta ver si se cumplen los requisitos que la Corte exige, advirtiendo que este tribunal sí tiene facultades para emitir órdenes de arresto internacional contra personas físicas como bien podría ser el caso de Maduro y quienes perpetraron el asesinato de los sublevados a pesar de que estaban acordando ya los detalles de su rendición.

Llamando a continuar la movilización en la calle

En otra de sus transmisiones el propio Óscar, revela que posteriormente los sicarios del Maduro les avisaron que traían órdenes de matarlos a todos. Así, anticipando su fin, Oscar no desaprovechó ni un segundo para comunicar su mensaje llamando a salir a la calle y para el caso de llegar el fin que se le anticipó, poder dejar un encargo para el pueblo en el que refrendó su fe. Llamó a la movilización y pidió a funcionarios quienes tienen en su poder armas, usarlas para defender al pueblo y conminó a todos no desfallecer hasta recuperar la libertad secuestrada por el régimen. Se refería al chavismo que ha impuesto a los venezolanos ese proyecto internacional denominado Socialismo Siglo XXI, que en 20 años sólo ha traído a Venezuela empobrecimiento, hambre y sometimiento a un sistema totalitario extranjero: el de Cuba.

 

Hasta antes de sublevarse al Régimen madurista, el comportamiento de Óscar fue siempre institucional. En la película de acción que él produjo también actuó representando a un personaje de su corporación de policía forense de investigaciones científicas C.I.C.P.C. Su esposa es ingeniera en sistemas y dicen que cuando comenzó las actividades de sublevación ella y los niños se mudaron a México. Como funcionario de un régimen chavista nunca dio señales que le identificaran como opositor. Pero Oscar pertenecía a la misma Logia masónica de Bolivar.

¿Cómo encauzar a los jóvenes por el camino del bien? Películas!

Oscar había producido una película de acción inspirada en un caso real de secuestro y salvamento para promover valores a jóvenes mediante el conocimiento sobre las funciones de la policía científica de la que formaba parte. Esperaba, lograr que los jóvenes se identificaran con el heroísmo y buenos valores expuestos en el film. La idea se derivó de una plática con un joven a quien no pudo convencer de ingresar a una banda delictiva y se dio cuenta que había visto películas y series de narcos que sembraron ese convencimiento en el chico. Pero, con el antecedente de haber actuado en una película de acción donde todos eran actores menos él, la gente le encajonó en el mundo de la ficción y ello abonó al descrédito.  En tal circunstancia, alguien bien pudo pensar que el operativo no era sino “otro show”, otro montaje de película. Contrario a ello, se pudo observar que se trató de un evento increíble pero absoluta y terriblemente real que terminaría en traición, en muerte y en una inesperada revelación sobre la autenticidad de Oscar como luchador por la libertad, enorme patriota y defensor de los venezolanos.

Oscar Pérez. Mensajes virales

Óscar es un héroe de nuestro tiempo. Su mensaje está vivo porque se reproduce minuto a minuto a través de Instagram, de Twitter, de Facebook, de Youtube. Ello, además de la prensa escrita que reporta en primeras planas las sanciones a altos funcionarios del régimen de matones, o la salida del Diálogo en República Dominicana de muchos países. Una corriente de repudio internacional que Maduro y sus secuaces no imaginaron tener que enfrentar.

Contrario a lo que sucedió en vida, ahora las redes sociales de Venezuela no paran de compartir odas al héroe y de transmitir videos con su mensaje de libertad y su promoción en pro de valores como la honradez y el honor. De manera simultánea, tal como se puede constatar en Twitter, los antes incrédulos evidenciaron su arrepentimiento por no haber creído en la sinceridad de Óscar y elevaron a los muchachos asesinados a la categoría de héroes auténticos que lucharon para salvar al pueblo y devolverle la libertad. Así fue como por propio e indiscutible derecho, colmando las expectativas de los más incrédulos activistas de la resistencia contra el régimen de Maduro, estos extraordinarios jóvenes mártires de la causa de la causa libertaria se coronaron no sólo como patriotas, sino como héroes y puede decirse que los latinoamericanos han ganado un símbolo Óscar Pérez que logró identificar que el objetivo primordial de la lucha de los venezolanos es ganar la libertad, con honor y con pasión.

DEJA UN COMENTARIO

comentarios

3 COMENTARIOS

Comments are closed.