Rusia pide ayuda a chinos para fabricar Sputnik V y cubrir la demanda mundial

Rusia no se da abasto con los millones de dosis que le han pedido de Sputnik V. Ha pedido ayuda a China para que le apoye en la fabricación.
Rusia no se da abasto con los millones de dosis que le han pedido de Sputnik V. Ha pedido ayuda a China para que le apoye en la fabricación.

Rusia no se da abasto con la Sputnik V, pues la quieren en muchos países en el mundo. Por ello ha recurrido a firmas chinas para que le ayuden a la fanricación de las dosis suficientes que demandan los distintos gobiernos ante esta emergencia global.

Tan solo en las últimas semanas, Rusia ha anunciado tres acuerdos para 260 millones de dosis con empresas chinas de vacunas. Es una decisión que podría significar que la vacuna esté más cerca para países en América Latina, Oriente Medio y África que han encargado el fármaco ruso.

Las autoridades rusas destacan que cada hay menos críticas hacia la Sputnik V, pues cada vez hay más artículos y especialistas que han respaldado esta dosis surgida en dicha nación.

Estos acuerdos se han dado poco después que el gobierno de Rusia admitiera que no podía darse abasto para fabricar las dosis que el mundo le está solicitando, una vez que se confirmara mediante estudios que la vacuna tiene una efectividad del 91 por ciento.

Hasta ahora ya llos fabricantes de la Sputnik V habían firmado acuerdos con varias farmacéuticas de países como India, Corea del Sur, Brasil, Serbia, Turquía y Italia, entre otros. Pero hay pocas pruebas de que los fabricantes extranjeros, salvo los de Bielorrusia y Kazajistán, hayan producido grandes cantidades de la vacuna por ahora. Y es por ello que ahora recurrren a China.

Te puede interesar: Nuevo estudio determina que vacuna Sputnik V tiene efectividad de 97.6%

Según algunos analistas, Rusia acordó proporcionar unas 630 millones de dosis de Sputnik V a unos 100 países, de las que por ahora se han exportado apenas 11.5 millones de dosis. De ahí que sea grande la urgencia de fabricar más dosis, pues tienen un compromiso encima. Y solo se trata de acuerrod comerciales y dinero, sino que se trata al final de salvar muchas vidas, millones de ellas en todo el mundo.

Sin embargo, parece que la producción no se iniciaría de inmediato, pues hay algunas de estas empresas que aún están construyendo sus fábricas. Se espera que quizá estén listas en unos meses.

Con información de AP.