Escándalo le costó su “hueso”: Deja #LordPapi subdelegación de STPS

Cancún.- A pesar que en diciembre la titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), Luis María Alcalde, negara tener representaciones en los estados, y a pesar de una supuesta destitución ocurrida días después, fue hasta ayer cuando supuestamente dejó su cargo Luis Espadas Carrión #LordMeEstánPegandoPapá  como subdelegado de la STPS en Quintana Roo.

A través de una publicación de Facebook, hecha ayer, el ahora exfuncionario afirma irse con la “frente en alto y la satisfacción del deber cumplido”, a pesar de que ya se le conoce como “Lord Papi” o #LordMeEstánPegandoPapá por un video en el que intentaba zafarse de una detención en Cancún por ir en un vehículo sin placas, intentando intimidar a los policías con su cargo de delegado, incluso falsamente acusándolos por teléfono con su papá de que le estaban pegando.

Enoel Isaías Pérez Cortés, según una fuente anónima que contactó este medio se hace llamar papá por quienes según esta fuente forman parte de la masonería en Quintana Roo y este exfuncionario federal ha apadrinado para iniciarlos la sociedad secreta en mención, de tal manera que asegura que la llamada que Luis Espadas realizó fue en realidad al ex delegado de la STPS y no a su papá biológico.

“Entrego el cargo como Subdelegado Federal del Trabajo en Quintana Roo, agradezco a mi muy querida STPS por permitirme servirle 6 años de mi vida en diferentes estados de la República, por haberle dado de comer a mi familia y por todos los conocimientos adquiridos, les estaré ETERNAMENTE AGRADECIDO”, escribe en la red social.

“Gracias a todo mi Equipo de trabajo que más que compañeros somos AMIGOS, gracias Dr. Enoel Isaias Pérez Cortés por tanto, Gracias a todos mis amigos del Sector Laboral en Quintana Roo por su amistad y su profesionalismo, en fin, nos vemos muy pronto en donde le sea útil a mi país, agradecido por SIEMPRE, hasta pronto”, añade.

El video de su detención se hizo rápidamente viral, generando condena unánime de la ciudadanía, lo que hizo que la STPS se desligara de él, al asegurar que no contaba ya con delegados en los estados, pese a que, como demuestra el propio funcionario, continuaban trabajando en esa calidad, dentro del proceso de entrega-recepción.