Foto: Agencia SIM

Cancún.- Cada vez son más las familias que se pasean por el céntrico Parque de las Palapas, que por meses estuvo prácticamente desierto y que ahora nuevamente tiene comercios, puestos de ambulante y hasta los ya tradicionales carritos para niños, aunque a un tercio de su capacidad.

Familias, con y sin cubrebocas, disfrutan de este emblemático parque, ubicado en la Supermanzana 23, a corta distancia del Palacio Municipal, lo que significa derrama para vendedores de antojos y paletas, instalados en los alrededores de este espacio, así como a los ambulantes con puestos de esquites y otros productos en el parque mismo.

Foto: Agencia SIM

También instalados frente a la concha acústica están las tres empresas que rentan carritos para niños, que operan con horario limitado.

Mauricio Romero, administrador de una de estas empresas, señaló que cada una trae solo cinco carritos, en lugar de los 15 habituales, y trabajan tres horas menos, de 5 a 10 de la tarde.

Aunque aliviados por finalmente tener ingresos después de meses de pausa, admitió que todavía la actividad es algo lenta y la reducción en los carritos limita muchísimo sus posibles ganancias.

Foto: Agencia SIM

También te puede interesar: Joven mexicano crea sanitizante que combate al Covid-19 y dura hasta 8 horas

Enfatizó que ellos lavan los cochecitos antes de cada día, además de sanitizarlos después de cada día. Los niños deben portar cubrebocas, además de regalarles gel.