Cancún.- Efectivos de la Marina detuvieron a dos vehículos por parecerles sospechosos en la avenida Bonampak, resultando uno llevar a dos empresarios y el otro a su escolta. Aunque todo resultó estar en orden, la larga revisión generó un caos vial sobre esta importante arteria.

Los elementos castrenses detuvieron al par de vehículos cerca de la glorieta de la avenida Uxmal (el acceso a Puerto Cancún), sin orillarlos, sino directamente revisándolos en el segundo carril de la avenida.

Al haber procedido así, generaron un embotellamiento vehicular de considerables proporciones, al tratarse de una de las principales vialidades de Cancún.

Los efectivos revisaron el vehículo y los papeles de los empresarios, que se supo están en el rubro de las gasolineras, así como del escolta, sin encontrar nada anómalo. No obstante, un vehículo carecía de tarjeta de circulación y el otro no tenía una constancia de extravío de placa, situación que alargó más la ya dilatada revisión.

También te puede interesar: Disparos en Las Tiendas de Benito Juárez; trasciende un ejecutado

Al lugar acudió un alto mando de la Secretaría de Seguridad Pública estatal, para dialogar con los marinos y así lograr que dejaran ir a estas personas.

Más noticias de Quintana Roo