Cancún.- Parte del techo de una casa en la colonia Donceles 28 se derrumbó, lesionando a un bebé de 10 meses y una niña de 9 años de edad, quienes están fuera de peligro.

Las lluvias de los últimos días reblandecieron el techo de esta vivienda, en el andador Mariano Matamoros, que finalmente cedió, golpeando a una madre y sus dos niñas.

Al lugar llegaron bomberos y personal de Protección Civil, que clausuraron la vivienda, en tanto que paramédicos trasladaron a las dos menores al Hospital General junto a su madre.

DEJA UN COMENTARIO

comentarios