Chetumal.- Una nueva protesta inicio esta mañana en el Ingenio San Rafael de Pucté, en el sur del estado. Los productores de caña inconformes cerraron el paso, por varias exigencias, entre ellas, que se defina el monto a pagar por la caña siniestrada, que se concluya el finiquito de la zafra pasada y que se reestructure la deuda de los cerca de 2 mil 300 productores, que es de casi 250 millones de pesos. Piden que se amplíe dos años más el plazo para que se liquide.

Fue a las 5 de la mañana cuando agremiados de la Unión Local de Productores de Caña de Azúcar (ULPCA) y Confederación Nacional de Productores Rurales (CNPR) bloquearon la entrada al ingenio en exigencia de lo ya citado. El movimiento es encabezado por los líderes de la ULPCA y CNPR, Evaristo Gómez Díaz y Benjamín Gutiérrez, respectivamente.

Aseguran que el riesgo de que la deuda no se reestructure los puede colocar en cartera vencida y peor aún, podrían terminar embargados.

Cabe resaltar que, aunque la producción de la zafra 2019 fue de un millón 850 mil toneladas, hubo a su vez pérdidas por más de mil millones de pesos, de ahí que muchos productores no hayan obtenido dividendos.

Este bloqueo podría retrasar el inicio de la zafra 2019-2020, programada para mediados de diciembre. Los trabajadores que no pudieron entrar al turno fueron aproximadamente 270.

DEJA UN COMENTARIO

comentarios