Cozumel.- Un coatí y un pecarí, son las dos especies que recientemente fueron rescatadas y liberadas por personal de la Fundación de Parques y Museos de Cozumel (FPMC), con lo que suman 33 animales de 10 especies en lo que va del año.

Dichas especies fueron salvadas gracias al trabajo conjunto entre la ciudadanía, el Centro Médico Veterinario (CMV) y la institución, que hace un llamado a moderar la velocidad en las carreteras para evitar atropellamientos de los animales.

Rafael Chacón Díaz, director del Centro de Conservación y Educación Ambiental (CCEA), explicó que en ambos casos, los animales fueron atropellados en la carretera y su rescate se logró gracias a que hay personas conscientes de la importancia que tiene respetar la vida de estas especies e hicieron el llamado para que acudieran a auxiliarlos.

Destacó que el coatí (Nasua narica nelsoni), también conocido como tejón de Cozumel, es una subespecie endémica de la ínsula que se encuentra en amenaza de extinción y fue atropellado en la carretera transversal, lo que le ocasionó una fractura en una pata que fue operada por el veterinario Julio Gutiérrez. El ejemplar quedó bajo los cuidados de la FPMC hasta su completa recuperación y liberación.

Similar situación pasó el pecarí (pecari tajacu nanus) mismo que fue reportado por una ciclista que lo ubicó a un costado en la carretera Costera Perimetral luego de que fuera atropellado y se realizó el mismo procedimiento de proporcionarle atención médica. Afortunadamente en este caso sólo presentó golpes y cortes en la cabeza, por lo que estuvo en observación dos días y finalmente regresó a su hábitat, informó Chacón Díaz.

Indicó que como parte del protocolo todos los hallazgos de estos animales heridos se notifican a la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (PROFEPA) con la finalidad de que también tengan conocimiento de estos hechos y sumen esfuerzos para seguir trabajando en la protección y conservación de especies de flora y fauna.

Chacón Díaz, nuevamente hizo un enérgico llamado a toda la comunidad para tener respeto por estos seres vivos, que son indefensos ante la presencia de vehículos, pues constantemente son atropellados, llegando a registrar hasta 500 animales de diversas especies arrollados anualmente, en los tramos de la carretera costera sur y la transversal.

También te puede interesar: FPMC fomenta el cuidado de las aves a través del programa “Sal a Pajarear”

Para finalizar destacó que la selva cozumeleña es la casa de tejones, jabalíes, venados y muchas otras especies de animales que se han ido desplazando con el crecimiento de la mancha urbana y puntualizó que todos estos cumplen un papel importante en los ecosistemas, por lo que la disminución de su población o su extinción afectaría de forma importante el equilibrio del hábitat, repercutiendo directamente sobre la vida humana.

Más noticias de Quintana Roo

DEJA UN COMENTARIO

comentarios

1 COMENTARIO

Comments are closed.