Empresario acusado de dañar a tiburón ballena hace negocios lucrando con especie

Empresario que lucra con nombre del tiburón ballena fue visto dañando a un ejemplar
Empresario que lucra con nombre del tiburón ballena fue visto dañando a un ejemplar

Un empresario ha usado al tiburón ballena como el estandarte para sus negocios y ha lucrado con la imagen de la especie, pero recientemente fueron dadas a conocer imágenes donde se le ve maltratando a la especie, lo que le ha traído severas críticas.

Se trata de Roberto Dauajare, un empresario que fue exhibido en redes sociales maltratando un ejemplar de tiburón ballena y realizando prácticas ilegales dentro de la reserva. Pero lo anterior no fue lo único que causó indignación, pues además promueve un desarrollo inmobiliario de lujo, “inspirado” en el tiburón. Además que supuestamente siempre se había presentado como alguien que estaba a favor de la conservación de la especie.

Mediante publicaciones de sus redes sociales que fueron difundidas para exhibirlo, se supo que Roberto Dauajare violó el Plan de Manejo de esta especie. Lo que hizo fue colgarse de la aleta de un tiburón ballena y es que recordemos está prohibido tocarlo; incluso no se debe acercar nadie a menos de cinco metros de cualquier ejemplar.

NEGOCIOS

El empresario es promotor del desarrollo Shark Tower que según su propia descripción se trata de “un proyecto que combina elegancia y sustentabilidad con un noble propósito: “contribuir a la preservación de la criatura más importante de los océanos, el tiburón”. A su vez es director del Grupo Luximia.

Por eso ha indignado que este empresario haya violado lo que establece la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), que para la conservación del tiburón ballena dice textualmente que está prohibido acosar o dañar a cualquier ejemplar, mucho menos montarlo.

También se supo que la embarcación del empresario, de nombre “Shark” no cuenta con los permisos para navegar dentro del área natural protegida. Y desde ahora tiene terminantemente prohibido que su barco ingrese a dicha zona.

“SOSTENIBLE”

Uno de los valores agregados con los que se comercializan los 134 departamentos y seis mansiones en el residencial Puerto Cancún, cuyos costos van desde los 450 mil dólares, unos 10 millones de pesos, es la supuesta sostenibilidad y el apoyo a la causa, con la construcción de un “laboratorio de investigación de vanguardia para los biólogos marinos”, donde se apoyará a los científicos para estudiar las acciones psicológicas y de comportamiento de los animales marinos, enfatizando “el efecto de la actividad humana en el océano”.

En la torre, dicen también se contará con ejemplares en cautiverio según expone el sitio web de ventas del desarrollo. De acuerdo con algunos informes hay una inversión de cerca de 90 millones de dólares detrás del desarrollo.

Te puede interesar: Video: Mira la maravilla que es el tiburón ballena, el pez más grande del mundo

Incluso el grupo inmobiliario colabora directamente con la fundación Saving Our Sharks (Salvemos nuestros tiburones), dedicada a la conservación de la especie.

Habrá que ver en qué termina este caso, donde un empresario que se hizo famoso por supuestamente proteger al tiburón ballena, hoy se sabe que no sigue los protocolos para cuidar de la especie. ¿Le seguirán creyendo sus socios y clientes?

Con información de Novedades de Quintana Roo.