Bacalar.- Silvana Ibarra, responsable del “Programa de Gestión Común y Uso Público de la Laguna de Bacalar” (PROTUR) aseguró que la Laguna Bacalar, mejor conocida como la “Laguna de los Siete Colores”, no se encuentra contaminada, pese al color café verdoso que presenta el agua en estos momentos.

Lo anterior lo atribuye a la cantidad de tierra que arribó al cuerpo de agua durante los incendios forestales y las incesantes lluvias de la tormenta Cristóbal, peor que próximamente tendrán el tono cristalino que las caracteriza.

“La laguna no tiene contaminación, desde Limones hasta el Centro Sur hemos verificado, tiene partes cafés y verdes, es gracias a la tierra que se arrastró, la laguna es un receptor de todas las aguas de influencias, hubo deforestación e incendios y la tierra se puso más negras; gracias a los ríos temporales llevaron toda el agua a la laguna, tenemos exceso de tierra, pero pronto tendrá las aguas cristalinas”, detalló Silvana Ibarra.

Señaló que su coloración no representa ningún peligro para los bañistas, aunque agregó que en estos momentos no se puede disfrutar de sus cálidas aguas, puesto que el municipio Bacalar se encuentra en Rojo el semáforo epidemiológico, por lo que casi no hay prestadores de servicios.

También te puede interesar: En riesgo, Laguna de Bacalar podría perder sus 7 colores: UNAM 

“Esperemos que en unas semanas todo vuelva a la normalidad, cada ciclo hídrico se comporta diferente, y ahora sin gente en la Laguna le daremos tiempo de volver a ser la de antes”, concluyó.