Niños con cáncer de “Los planes de Alonso”, visitan el hotel RIU Yucatán

Playa del Carmen,QRoo.-Ver el mar turquesa para los ciudadanos de Playa del Carmen puede volverse habitual, pero para los niños con cáncer que apoya la Fundación “Los planes de Alonso A.C.”, es un sueño cumplido gracias al apoyo de empresas como el hotel RIU Yucatán, que les brindan hospitalidad.

Cumplen su sueño de conocer el mar

Como informamos en Quinta Fuerza, los niños apoyados por esta fundación llegaron hace unos días a conocer Playa del Carmen, logrando una experiencia memorable, respecto a la cual la Directora de “Los Planes de Alonso”, Rocío Martínez, nos presentó personalmente una carta que desea compartir con el público la historia de su asociación y la experiencia vivida.

La Fundación Los planes de Alonso, nació en el año 2000, cuando un niño de 8 años enfrentando la batalla contra el cáncer y estando internado en el hospital, para un trasplante de médula debido a una sarcoma de Edwing, cáncer de hueso.

En ese momento le dijo a mamá: Vamos a hacer mis planes para cuando salga del trasplante, esos planes que todo niño sano desea y que cuando llega el cáncer, tiene que interrumpir porque ya no pueden correr ni tener una mascota por estar bajo de defensas.

Se les cambia totalmente su mundo, Alonso deseaba ser entrenador de delfines de grande, le encantaba el mar y quería comprar un conejo, tantos planes por realizar.

Cuando muere Alonso en el trasplante, yo Rocío, su mamá, le pido a Dios me dé la oportunidad de hacer esos planes tan anhelados de mi hijo en otros niños enfermos como él y así comienza “Los planes de Alonso A.C.”, alegría para los niños con cáncer.

Recuerdo que cuando se acercaba el trasplante, se acercaba la fecha de mi cumpleaños, 12 de agosto y le dije a Alonso: el día de mi cumpleaños, mi mejor regalo será tenerte conmigo y ese día te pondré un moño grande en tu cabeza, pero ese día mí hijo murió.

Yo en la iglesia le dije, hoy día de mi cumpleaños te pondré un moño y Dios me dio un mejor regalo, te puso unas alas hermosas y la satisfacción de saber que estás con él”.

Conocer el mar

Pocos meses después, Rocío hizo su primer viaje llevando a Abraham, de 14 años quien no sólo luchaba contra el cáncer, sino ante el abandono de su padre y su sueño era conocer el mar; y quien cuatro meses después del viaje, murió.

Las madres de niños especiales tocados por el cáncer, se acercaron a los Planes de Alonso A.C., solicitando momentos de felicidad para sus hijos y viajar al mar.

Cada tres meses llevamos entre cinco y ocho niños con sus madres al mar y también invito a alguna madre que ya ha partido su hijo diciéndole: tú tienes mucho amor para dar, acompáñame. Eso es da más fuerza ante el dolor de la partida, ya que ésta trastorna a toda la familia, incluso llevándola a la desintegración”.

Experiencia en Playa del Carmen

En su carta, la activista Rocío Martínez, comparte: “Los niños y sus mamás que han ido a Playa del Carmen, han vivido sus mejores sueños y llevamos cuatro años de llegar al Hotel RIU Yucatán donde no lo llamaría hotel, sino ‘refugio de amor’.

Platicando con Alma, Juliene, Ernesta, Mariana [niños que viajaron en esta ocasión], coincidimos en que son extraordinarios nuestros días de estancia en el hotel. Traigo a niños que a veces están desahuciados, ya sin tratamientos y cuando llegan al hotel comienza la magia desde nuestra llegada nos entregan no una llave en recepción, sino una sonrisa que invita a entrar.

Al llegar a los cuartos adornados con la delicadeza de unos globos de colores, muñecos de toalla sobre la cama, los niños y sus mamis se sienten felices. Cuando llegaba la hora de la comida en los ojitos de los pequeños se reflejaba toda la luz de los platillos tan especiales y exquisitos; qué decir de la hora del postre, la nieve era la preferida.

Las albercas eran un encanto perfecto entre las madres y sus hijos entrelazados disfrutando. Recuerdo un día en que Haziel de 6 años tuvo una cortadita en su dedo del pie, con qué delicadeza los auxiliares médicos vigilando siempre en las albercas y playa, lo curaron y pusieron su vendita”.

La mejor medicina

a Directora de “Los Planes de Alonso” compartió lo memorable de ver a las madres bailando en una de las actividades de la playa. “Mi corazón se iluminó  al ver a esas guerreras de luz acompañando a sus hijos en esa lucha y que ellas también merecen descargar esa tristeza y convertirla en paz.

La playa limpia cuidada por el personal, los niños haciendo pasteles de arena, buscando caracoles, conchas, envolviéndolas con su imaginación.

Por las noches en el espectáculo del Hotel era formidable; bailaban, cantaban, reía todo el grupo al verlo y que decir de los jardines, son como una caja de regalo. Encontrar los changos en los árboles, animales bellos en los árboles, era un sueño para ellos.

En los caminos recorridos en el hotel, los empleados que encontrábamos nos deleitaban no con una nieve, sino con la calidez de su dulce sonrisa, incuso otras veces abrazando a los niños y ayudándolos con sus sillas de ruedas.

Platicando con Juliene le decía: es tanta mi seguridad en calidad de las personas y amor que encuentro en el hotel, que son la mejor medicina y tratamiento para mis niños de Los Planes de Alonso A.C.

Nunca se han enfermado, al contrario, regresan con su biometría hemática más alta debido a que su estado emotivo ha sido alimentado por la calidad y calidez de cada uno de los empleados del Hotel RIU; que preparaban ese baño de espuma en la alberca de los niños, no de burbujas, sino de aliento, de risas y esperanza de seguir en la lucha que enfrentaremos al despedirnos”.

Un lugar de esperanza para los niños

Finalmente la activista, dijo a Quinta Fuerza que en Playa del Carmen, la gente es muy cálida y le ha brindado mucho su apoyo, aunque siempre buscan “ángeles” que los apoyen porque la demanda de sueños para estos niños es grande; así que pidió a los interesados en hacerlo, escribirle al mail: [email protected] o llamar al teléfono 4626058359.

Su carta finaliza:“No pudimos evitar las lágrimas, al dejar un hogar con tanto cariño es difícil, pues los niños venían de un hospital de una cama con tratamientos fuertes y el refugio que encontraron en el hotel RIU Yucatán, en esa casa de ensueños de dulzura, de risa y amor, siempre llevarán grabados esos días de planes cumplidos.

Para mí en cada uno de esos viajes, son de los Planes de Alonso, los planes que mi hijo no pudo cumplir, que se cumplen en otros niños como él, gracias personas que integran el hotel RIU. ¡Qué Dios los bendiga!”.

Cabe agregar que el 15 de febrero se conmemora el Día Internacional del Cáncer Infantil, y en ese marco, la Secretaría de Salud, informó que este padecimiento es la segunda causa de mortalidad en niños de entre 4 y 15 años de edad, en México.

También te puede interesar:Protestan padres de niños discapacitados en la SEQ

Asimismo en nuestro país, en la última década el promedio anual de muertes por cáncer infantil, es de dos mil 150 pequeños y cada año se diagnostican más de cinco mil niños con cáncer.