Quinta Avenida
Foto: Entre las quejas recurrentes de la población se encontraban: algunos sectores de la calle con adoquines desprendidos o rotos, filtración de aguas negras y de lluvia, mal estado del alumbrado público, cables de electricidad colgando peligrosamente, deterioro de bancas, jardineras y basureros.

Playa del Carmen, Quintana Roo.-Desde el inicio de su gobierno, uno de los compromisos de la presidente municipal, Laura Beristain Navarrete, con el sector comercial y empresarial del Centro y en específico de la Quinta Avenida, fue contemplar un proyecto de rehabilitación de esta zona turística, que llevaba muchos años sin recibir mantenimiento.

Entre las quejas recurrentes de la población se encontraban: algunos sectores de la calle con adoquines desprendidos o rotos, filtración de aguas negras y de lluvia, mal estado del alumbrado público, cables de electricidad colgando peligrosamente, deterioro de bancas, jardineras y basureros, frente a este escenario la alcaldesa decidió pedir a su gabinete realizar un proyecto de remodelación que incluyera el parque Fundadores, con la intención de iniciarlo el mismo 2019.

Quinta Avenida
Foto: Desde el inicio de su gobierno, uno de los compromisos de la presidente municipal, Laura Beristain Navarrete, con el sector comercial y empresarial del Centro y en específico de la Quinta Avenida, fue contemplar un proyecto de rehabilitación de esta zona turística, que llevaba muchos años sin recibir mantenimiento.

El cronista y empresario José Luis Hernández Barragán, “Barry”, está agradecido con la presidenta municipal, Laura Beristain por cumplir con su palabra, ya que, comenta que en el 2018 en la nueva sala de cabildos, fue Carlos Sánchez como presidente de sección de Inspección de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), quien en nombre de todo el gremio le hizo la petición a la alcaldesa y ella se comprometió a programarla para el 2019 en el Plan Municipal de Desarrollo de ese año fiscal.

Sin embargo, destaca “Barry”, la obra fue suspendida a petición de empresarios y comerciantes de la Quinta Avenida, para no afectar al turista toda vez que empezaba la temporada alta.

También te puede interesar: Trabajan Solidaridad, Guardia Nacional y Marina para recibir temporada de huracanes

Debido a la contingencia sanitaria generada por el COVID-19, dijo, “quedamos sin turismo y los negocios tuvieron que cerrar sus puertas, por lo que considero que este es el momento oportuno para retomar este proyecto para que, cuando lleguen nuevamente los visitantes se sorprendan con una imagen renovada de la Quinta Avenida”, apuntó el cronista.

Comentó que la Quinta Avenida, que comienza desde plaza Paseo del Carmen hasta la calle 40, abarca poco más de seis kilómetros, lo que la convierte en una de las zonas peatonales más grandes del país, en la que diariamente circulan más de 12 mil turistas quienes dejan una importante derrama calculada entre 800 a mil pesos por turista.