Pese a denuncias #LordGolpeador sigue libre e impune, denuncia afectada

662

A través de un hilo de Twitter una usuaria de nombre Irene denunció cómo fue víctima de la violencia por parte de uno de sus vecinos, que la amenazó en 2018, y ya ha cumplido con su promesa. Incluso se ha seguido un proceso judicial, sin embargo este ha beneficiado más al denunciante que a la víctima. A este sujeto se le conoce en redes como #LordGolpeador. La chica cuenta su historia esperando que le pueda servir a alguien más.

Irene, una mujer de la Ciudad de México, relata que hace dos años decidió defender a una mujer que era agredida por su vecino Jorge Arturo Said Bernal frente a la puerta de su apartamento, sin pensar que la violencia escalaría tiempo después hacia ella.

Pese a presentar distintas denuncias Irene no estuvo protegida y a más de un año de distancia tiene que cuidarse de amenazas de muerte.

“Recuerdo que en aquel momento me dijo “te metes conmigo yo si te rompo la madre, cosa que después me cumplió”, comentó Irene.

De acuerdo con el portal La Silla Rota, fue en junio de 2018 cuando Irene interpuso la primer denuncia por amenazas contra Jorge Said, puesto que grabó al hombre agrediendo a una mujer y posteriormente comenzó a agredirla a ella también con amenazas; pese a tener pruebas en video de éstas y de estar públicas en las redes sociales, las autoridades aseguraron que “no había elementos suficientes”.

Tras las denuncias legales y en redes sociales, al ahora llamado #LordGolpeador, siguió amenazándola. Al principio se disculpó con Irene con tal de que ella retirara el video, pero como no sucedió, las agresiones continuaron.

Irene destaca que tiempo después dieron “carpetazo” por las amenazas quedando Jorge Said impune.

En mayo de 2019, ocurrió un nuevo incidente, pues tras indicar desde su departamento la música estaba a un volumen muy fuerte, le solicitó que le bajara, a lo que el hombre reaccionó con violencia y bloqueó la entrada al departamento de la mujer.

Posteriormente Irene bajó a la entrada del edificio para esperar una patrulla cuando Jorge Arturo la alcanzó y la agredió verbalmente, luego en cuestión de minutos, Irene fue agredida a patadas por éste y otros sujetos que lo acompañaban. Aunque los vecinos lograron separarlos, el hombre los amenazó y optaron por retirarse del lugar, dejando sola a Irene quien corrió hacia una patrulla. Los oficiales le dijeron que “no podían hacer nada”.

“Fue horrible porque era de madrugada, nadie me contestaba, yo estaba sola, este tipo no me dejaba entrar a mi casa, fue una experiencia muy fea y cuando por fin pude entrar, decidió continuar con mi denuncia.

Ratificar la segunda denuncia, fue un calvario para Irene, pues fue a dos Ministerios Públicos de la alcaldía Benito Juárez, posteriormente tuvo que realizarse un examen psicológico en La Viga, donde la mandaron a la colonia Doctores, “ahí el trato fue denigrante, me dijeron que a pesar de que el escrito pedía con inmediatez la cita (para obtener los videos de las agresiones en la calle), esta tardaría por lo menos un mes o más.

Las agresiones fueron ratificadas por el Ministerio Público, pero las autoridades no le brindaron la protección especial debido a que dichos golpes “no ponían en riesgo su vida y por lo tnto no era grave”.

También te puede interesar: Hombre se prepara su “churro” enfrente de la policía y es detenido

Irene comenta, que las agresiones y amenazas siguieron, por lo cual tuvo que implementar medidas de seguridad como poner cámaras de vigilancia y otras cosas, “para que si un día me agrede haya evidencia, pues cuando me golpeó todos me preguntaron si había video”… “Tengo terror porque ya me amenazó con golpearme y me golpeó, y ahora me amenaza de muerte y yo ya no se que más hacer”, comentó.

Pero el proceso ha continuado, incluso desde lo legal, aunque las resoluciones no han sido del todo favorables para la víctima, quien denuncia incluso corrupción y negligencia de un juez.

Además no era la única denuncia que tenía este sujeto, otras personas lo habían denunciado.

Pese a todo hastas el momento el sujeto sigue libre e impune, señala la afectada. Quien además agradece el apoyo de las autoridades, que la cuidan en los horarios donde más vulmerable se siente. Lamenta que sea ella quien tenga que cambiar su vida y no este sujeto, de quien se ha documentado su comportamiento violento.