Tres vacunas contra el coronavirus ya están en fase de prueba con humanos

Este día se ha dado a conocer que al menos tres vacunas contra el coronavirus ya están en fase de prueba con humanos en el mundo, lo cual es una buena noticia ante la pandemia que nos azota. Sin embargo falta mucho tiempo por delante hasta que pueda haber resultados concluyentes de estos estudios.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) tiene registrados 70 ensayos en ese camino. De ellos, ya hay tres que han avanzado a la fase de ser experimentados en seres humanos después de comprobar que los anticuerpos responden bien en animales.

China, origen de la pandemia, es el país que parece presentar avances más significativos. La prueba más avanzada es una investigación desarrollada por CanSino Biologics y el Instituto de Biotecnología de Beijing, que se encuentra en la fase dos.

Las otras dos que se están probando en humanos son tratamientos de dos farmacéuticas estadounidenses: Moderna e Inovio Pharmaceuticals, según un documento de la OMS.

La Organización Mundial de la Salud marca las pautas para las vacunas contra el coronavirus. Así lo explica: Un importante reto en materia de seguridad de la inmunización es garantizar la calidad y la seguridad de las vacunas desde las etapas de desarrollo que incluyen los estudios clínicos, producción de la vacuna, control de calidad y distribución y uso de la vacuna, donde se deben llevar a cabo, adecuadas prácticas de inmunización.

Te puede interesar: Mientras Bill Gates financia vacuna contra coronavirus, pide más apoyo del G20

La regulación de las vacunas para coronavirus implica, además de la realización de pruebas complejas, procedimientos adicionales destinados a garantizar su calidad y seguridad, como son: la caracterización de las materias primas mediante auditorías de los proveedores, los bancos de células, los sistemas de lotes de siembra, el cumplimiento de los principios contemplados en las buenas prácticas de manufactura, la liberación lote a lote por autoridades nacionales de regulación plenamente funcionales, demostracíon de la consistencia de producción y la mejora de la vigilancia, pre y post-comercialización, de los posibles incidentos adversos tras el uso de estas vacunas.

Estos procedimientos contribuyen a garantizar la calidad, eficacia y seguridad de las vacunas.

Con información de Marca España.