Adrián

Por Rocío Martínez Preciado

¡Hola Adrián! Mi corazón desde hace días me pide que te salude y hoy quise hacerlo. “Escuchando al Corazón”. ¿Sabes algo? No tuve el gusto de conocerte físicamente, pero ahora estos últimos días, lo estoy haciendo de una forma increíble, estoy percibiendo tu alma y luz de Dios que vive en tu familia.

Imagino que sabes que Adrián significa “Dueño de los mares” y “Hombre proveniente del mar Adriático”. Tu familia te llama “Pachi” de cariño; espero pronto saber el por qué.  ¡Escarbo en mi mente lo que me sucedió con tu familia y mi corazón le dice: ¡Rocío, esta es una lección de vida! Aprende de ella, comenzaré: Tus padres y hermano iban en el avión rumbo a Cancún donde yo llevaba mis niños de Los Planes de Alonso AC. Al día siguiente de mi llegada a Cancún, me hablaron de Magnicharters para decir que tu papá y hermana Fernanda habían pedido mis datos para comunicarse conmigo.

Escuché a Laura muy emocionada diciéndomelo al otro día. Nos comunicamos tu papá, Fer y yo, y no era una llamada de coincidencia, fue una llamada de “Dioscidencia” me dijeron que me vieron en el avión y deseaban   ayudar a mis niños.

¡Es fabuloso como Dios también como viaja en avión! A tu mami sí la recuerdo, un poco inquieta, caminando en el avión, es linda, recuerdo que llevaba una banda en el pelo. ¿Sabes Pachi? ¡Quizá tu mami al estar en esas nubes tan bellas, sabía que estabas más cerca de ella!

“Es sencillamente hermoso para mi encontrar personas sensibles, guerreros que Dios eligió para sus batallas y demostrar en el mundo que existe Él” ¡Y eso siento yo al conocer a tu familia y a ti en ellos! Al conversar ya en nuestra cita con ellos, mi asombro fue cada vez mayor, supe que tú, un joven, tuviste un accidente que te dejó en coma por meses. Fer me compartió que ella sintió en un principio coraje, se preguntaba cuando tú volaste ¿Por qué Dios lo tuvo así por meses? ¿Por qué los niños tienen enfermedades? Dentro de mi interior, solo pude responderle: ¿Te imaginas cuánta gente estuvo rezando pidiendo y acercándose  a Dios por medio de Pachi? En este  mundo tan loco en que lo estamos matando Dios escoge a personas valiosas como tu hermano para pulirlas porque Dios: “No pule vidrio, solo piedras preciosas”.

Y esa es la misión de Adrián acércanos a un Dios vivo y hacernos entender que él también  sigue vivo. Parece que él dijera: Las estrellas radiantes con sus mejores destellos, la luna y todas las criaturas del universo dicen: “Nunca dejes de creer en Dios”. “Pero también tienes que creer en ti”.

Fernanda, cuando me enviaste la foto de Adrián “Pachi” donde está sentado frente al mar pensativo. “Me encantó”. Percibí una paz interior bella en él diciendo: “Cuando no escuchas con los oídos del alma, ni miras con el corazón”. “Es imposible percibir las cosas verdaderamente importantes”. Las que emanan del Espíritu Divino  de nuestro Creador y que solo con esta mirada interior.: Es posible percibir en lo grande y lo pequeño, lo finito y lo infinito. Al saber el significado de Adrian sobre el mar y que Alonso mi hijo deseaba de grande ser entrenador de delfines porque le encantaba el mar y también mi misión de llevar niños enfermos de cáncer al mar. ¡Wow! Pachi ¿Sabes qué le dije a Dios? Respeto a conocer a tu familia y por supuesto a ti le dije: ¡Señor no dejas de sorprenderme!

Pone en mi camino, personas que me hacen valorar mi vida. Comprendo lo difícil, que fue para ellos vivir. Esos días, viéndote clavado como Jesús. Atado a una cama con aparatos viviendo por ti.

Así me sucedió con mi hijo Alonso de 8 años antes de que partiera con Dios su mejor amigo “Como así lo llamaba”. Pachi, eres un joven y digo eres, porque para los que creemos en Dios no existe la muerte estás en cada uno de tu familia y ellos nos hacen encontrarte a ti al escucharlos y ver esa luz tuya en sus ojos. Es difícil como padres cuando un hijo se va. No existe la palabra para definirlo. Solo entender que si Dios confió en nosotros y nos hizo padres “Ahora debemos confiar en Dios que tiene a nuestros hijos”. Y saber que lo que te hace libre es lo que enfrentamos. No lo que evadimos porque eso se llama transformar. No a aquello que tratemos de disimular con mascaras.

Como padres tomar las luces del arco iris “La luz de protección y voluntad divina” “La luz verde que nos mostrara la verdad que nos hará libres”. Pachi: Cuando supe que tú eres un joven. Y sigo hablando de presente de ti el ser un joven, eso me emocionó. Una porque mi hijo Alonso sería ahora un joven y otra porque con mi labor de Los Planes de Alonso AC.,  visito escuelas diciendo a los jóvenes. “La vida es un regalo de Dios cuídenla y ámenla. Todo eso me hizo sentir más unida a ti quiero decirles a los jóvenes en tu nombre y el de  mi hijo que: “El viento no tiene principio, ni tiene fin en su carrera puede abarcar el infinito” y el viento responderá: “Tú también puedes lograrlo”.

Pachi, como te dije: Mi corazón me pidió hablara de ti y lo que percibió: Gracias por tu vida ¡Gracias por demostrarnos que personas como tú nunca mueren! Pídele mucho a Dios que les de la paz en los corazones a tu mami, papá y hermanos y entendimiento a lo que la mente a veces no puede comprender. “Ellos te crearon y en ellos seguirás viviendo”.

También te puede interesar: Salir

Gracias hijo Alonso: Gracias Pachi “Por arroparnos todos los días. Nuestros corazones con la luna y un manto estrellado como cobija. No solo para quitarnos el frió del cuerpo, sino del alma”.

Dios por delante

Rocío Martínez Preciado

Los Planes de Alonso A.C.

Presidenta

Cel. 4626058359

Correo: rociomartinezpreciado@hotmail.com

DEJA UN COMENTARIO

comentarios