Le llaman coronavirus

Rocío Martínez Preciado
Rocío Martínez Preciado

Rocío Martínez Preciado

Corona _virus (Latín clásico) significado “Corona” prenda utilizada como adorno personal con picos . “Virus” significa: veneno, ponzoña, y este coronavirus (Covid-19) que enfrentamos los habitantes del Mundo en 2020 nos ha puesto a temer, a dudar, a enfermar, incluso a quitarnos la vida.

En casi todos los continentes del mundo no se habla de otro tema más Importante que la pandemia del coronavirus o Covid-19.

Parece fuera un concurso: en tal país llevan tantos infectados, tantos muertos. En este país aún No. ¡Pero al final todos con temor ante el peligro! ¡Un virus invisible que no lo ves pero: Sabes es como un ladrón que te acecha y que sabes se te puede aparecer en cualquier momento! Y llevarse lo más preciado, ¡la Vida de quienes amas y la tuya!.
En México somos muy dados por nuestra picardía mexicana a reírnos y crear, memes, chistes, hasta de la muerte.

Leí uno donde estaba un pajarito dentro de una jaula y su dueño quien estaba sentado en un sillón con una cara de depresión y aburrimiento, por llevar ya días en su casa respetando la cuarentena, y dice el señor “Ya no soporto estar tanto tiempo encerrado”. A lo cual, la sabiduría del pájaro dentro de su jaula, le dice: ¿Verdad que se siente muy feo?
¡CANTA, ESO AYUDA!

Y es verdad, cuando sentimos la apatía, el aburrimiento, la nostalgia y preocupación, sí los llevamos cargando “Más peso será” “Y terminara” enfermandonos, primero antes que nada” porque simplemente: bajarán nuestras defensas, aún así estemos resguardándonos en casa. El Monstruo del Miedo nos paraliza y bajará nutrientes en nuestro organismo y así sea una simple gripe, y terminará por enfermarnos.

Yo lo veo tantas veces con los niños de Los Planes de Alonso AC.

Ellos a veces están bajos de defensas por el cáncer y tratamientos y cuando vamos a la playa. ¡Es sensacional Increíble! mejoran su ánimo, les da apetito, juegan y ni una silla de ruedas o una muleta o una prótesis les impide ser FELICES. Porque ellos están dispuestos a cambiar esos días su actitud y disfrutar lo que tanto merecen y eso el valorar la riqueza de su vida día a día. No importa que ese monstruo del cáncer está ahí: Simplemente, deciden esos días de playa olvidarse de él y estar ahí en armonía en paz y amor con sus madres, disfrutarse uno al otro y saber que No existe el Ayer el Mañana existe EL HOY.

Mi pregunta es ¿No podremos ser más positivos en nuestra estadía en casa? Hablar más con nuestros hijos y familia. Saber quiénes son sus amigos, dónde viven y qué piensan nuestros hijos, incluso de la relación que llevamos de comunicación con ellos hasta el momento. Esa comunicación de padres a hijos.

Hace tiempo, apoyé a una madre cuya hija de 15 años se había ido a la escuela, mientras su mamá llevaba a León, otra ciudad diferente donde vivían, a su otra hija de 6 años a quimioterapias, y más tarde le hablaron a la señora que su hija no llegó a la escuela; le pregunté a la señora ¿Con quién se junta su hija, tienes teléfonos o nombres de sus amigas? ¿O sabes dónde viven? “¡No señora Rocío! No sé!”, dijo.

Le dije: Ve a escuela de tu hija y pregunta con quién acostumbra más juntarse y ahí te den datos. En fin, tras procesos y levantar denuncia y la Alerta Amber apareció la niña a los tres días; se había ido con un señor mayor que por medio de internet le decía cosas bellas y la escuchaba su tristeza de tener a hermana enferma y se sentía ella fuera de lugar en cuanto cariño de su madre, ya que su mamá, lógico, atendía a la que luchaba contra el cáncer. Y como el padre las abandonó, faltaba más diálogo y hacerle saber que una madre ama igual a sus hijas, y debe cuidar en su momento a quien puede morir.

Pienso que hechos como este, son para ponernos a pensar y reflexionar ante la adversidad de una pandemia ¿qué podríamos sacar de positivo?

Simple: El pajarito en su jaula, encerrado privado de su libertad, nos está demostrando una lección “La Vida NO Acaba. Nos podrán encerrar físicamente en casa pero nuestro espíritu de lucha, podrá cantar y decir” ¡Aquí estoy y amo la vida y nada me detendrá!.
Recuerdo también, las lecciones de las madres tiempo atrás, si te portabas mal te decían: ¡Te vas a tu cuarto, te quedas encerrado y no sales! ¿Y qué fin tenía ese castigo? El estar encerrados en nuestra habitación, reflexionando nuestro comportamiento y así en ese encierro sabríamos más y entenderíamos en qué fallamos y al terminar ese castigo o lección al salir seríamos más concientes de entender en qué fallamos o nos equivocamos y trataremos de ser mejores.

Así pienso exactamente que el mundo desea de nosotros, pararnos y detener nuestra prisa de diario donde decimos ¡No tengo tiempo! Y así entender cada uno en ese silencio y refugio de nuestro hogar, escuchar lo que nuestro corazón desea decirnos ¿Cómo hemos seguido el camino andado? Voltear hacia atrás y aprender cuando caímos y nos equivocamos, por qué fue ¿A qué se debió?

En fin, una pandemia de coronavirus ¡no nos lastimará! porque si nos amamos realmente, si nos ponemos una corona de reyes en nuestra casa de que somos unicos dueños y responsables de nuestras vidas y que nuestro palacio y reino es la familia, ¡son nuestros tesoros!

Eso es la manera más positiva de ver la vida: Como creo, nuestros corazones y de nuestra familia arroparlos y hablar en su mismo idioma, ya que las redes de internet, celulares, etcétera, nos han alejado de ellos y de la verdadera comunicación.

San Francisco alguna vez dijo: “Que no había obscuridad que resistiera la luz de una vela”
¡No temas! ¿Que si tendrás trabajo, que si tendrás un futuro para tu vida pasando la pandemia?.

Cuando tu único apoyo es Dios y amor, ¡tienes todo lo que Importa! porque él es tu pastor y cuidará siempre de ti.

Quise compartir mi columna sobre “Le llaman Coronavirus” porque dentro de mi misión con los enfermos, comprobé que donde Dios está no pasa nada y la importancia de ser positivo ante cualquier situacion porque si algo ya me está lastimando, ¿para qué lastimarme más yo?

Recuerdo a mi hijo Alonso de 7 años recibiendo su quimioterapia me dijo: Bruja Sabrina “Yo sorprendida le pregunté” ¿Porque me dices así hijo? “Es que me haces reír mucho mamá” contestó mi hijo, yo sabía que mi corazón estaba lastimado, ver como ese cáncer lastimaba a mi hijo, pero: Si yo enfermaba de tristeza y bajaba la guardia ¿Quién lo cuidaría? Si no confiaba en Dios ¿Quién me sostendría?

Este tiempo de la pandemia encierra la cuaresma cuando Jesús dio su vida por nosotros y nos demuestra su amor y nos pide cambiemos. En este tiempo de pandemia está el 10 de Mayo donde se celebra el nacimiento de cada uno gracias a nuestra hermosa madre ¿Entonces? ¿Más señales deseamos que el universo y Dios nos pide?

Con todo el cariño y Respeto estimado lector te comparto:
¡CREO EN EL SOL , incluso cuando no brilla!
¡CREO EN EL AMOR, incluso cuando no lo siento!
¡CREO EN DIOS, “Incluso cuando calla”
Y hoy deseo tomar tu mano y decirte:
¡CREO en el Amor al Prójimo! Y todos necesitamos de TODOS, Abrazarte, y Abraza el Aire y Envía con ÉL. “Todo el Amor que puedas al Mundo”.
¡Ese aire regresará a ti y te envolverá algún día”.

¡Dios por Delante!
Rocío Martínez preciado
Presidenta
Asociacion Los Planes de Alonso
Cel. 4626058359

E-mail: [email protected]

Más Noticias de Quintana Roo