Mira en cuánto se vendió la mansión de “El señor de los cielos”

Casa de
Casa de "El Señor de los Cielos"

Ayer domingo se llevó a cabo la subasta del INDEP en Los Pinos para ofertar la casa de ‘El señor de los cielos’ que tenía un valor de salida de 53.7 mdp. Y si bien no se alcanzó dicha cifra, lo recaudado por el gobierno por dicho inmueble no quedó tan lejos de esa cantidad.

Esta mansión que una vez fue de Amado Carrillo Fuentes, conocido como “El Señor de los Cielos”, está ubicada en Cráter 525, en la colonia Jardines del Pedregal.

Y fue vendida finalmente en 49 millones 714 mil pesos.

La residencia fue puesta en remate, como ya se dijo, ayer, durante la segunda subasta del año con sentido social, organizada por el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado (INDEP).

La mansión fue el lote 235 con el precio de salida más alto de la jornada, de los 201 que fueron ofertados, con un valor de 53 millones 754 mil pesos como monto inicial, de acuerdo con el catálogo de ofertas.

Cabe recordar que el Señor de los Cielos, fue líder del Cártel de Juárez y falleció en el año de 1997 luego de que se sometió a una cirugía plástica en la Ciudad de México.

El INDEP puso además a la venta al mejor postor 107 lotes de joyas, 71 autos, 6 lotes de vehículos no aptos para circular, 7 lotes de mercancía diversas, 5 aeronaves y 5 bienes inmuebles.

Los 201 lotes tenían un valor total a un precio de salida de 130.1 millones de pesos, de acuerdo con el avalúo del organismo; esperaban obtener una suma mayor, pero no fue así.

Te puede interesar: Anuncia AMLO subasta de residencia de Isla Dorada en zona hotelera de Cancún

La segunda subasta se realizó en el Complejo Cultural Los Pinos, el próximo 3 de mayo, pero con diversas restricciones ante la Fase 3 de la emergencia sanitaria de coronavirus (Covid-19).

El organismo habían informado previamente que solo se permitiría el ingreso a la Junta de Postores a los primeros 15 participantes, sin acompañantes, los que completaran su registro de Bases y pago de sus garantías correspondientes por los lotes de su interés, pero otros también pujaron vía telefónica o en ausencia.