El pasado martes, asociaciones civiles y La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) iniciaron protestas ante la amenaza de que Amazon vendiera tecnología de reconocimiento facial a la policía de Estados Unidos.

El rechazo fue expresado en una carta dirigida al CEO de Amazon, Jeff Bezos, donde mencionan el peligro que podría representar proporcionar esta tecnología a la policía, mencionando que: “Las personas deberían poder caminar por la calle sin ser vigiladas por el gobierno”.

Otro de los puntos que señala el escrito es sobre la confianza que ha construido la compañía de comercio electrónico y que podría perder por la venta de su tecnología, “Este producto representa una grave amenaza para las comunidades, incluidas las personas de color y los inmigrantes, y para la confianza y el respeto que Amazon ha trabajado para construir”.

Rekognition es un programa diseñado para el reconocimiento facial que permite detectar y comparar rostros en fotos y vídeos, fue lanzado por Amazon en 2016, ahora distintos condados de Orlando y Washington ya comenzaron a utilizar la tecnología para analizar imágenes.

La acción de Amazon ha polarizado a la sociedad, ya que algunos consideran es una violación total a la privacidad así como una vigilancia extrema por parte del gobierno a hacia los ciudadanos, mientras que otros apoyan la iniciativa como una medida que puede incrementar la seguridad y eficacia de la policía para resolver delitos.

También te puede interesar: Guía Roji es devorado por la tecnología y se declara en banca rota

El uso de estas tecnologías de reconocimiento ya se ha utilizado en otras partes del mundo como en China y Gales del Sur aunque éste último fue para el evento de la Champions League. Amazon ha pedido a los usuarios reportar cualquier falla o hacer comentarios que permitan mejorar la herramienta.

Más Noticias de Quintana Roo