Cozumel.- Cerca de 100 trabajadores náuticos exigen la destitución del capitán de puerto, al denunciar que no solo no les han dado permisos para trabajar desde hace años, sino que además la Marina los sacó de la caleta. En cambio, sí le entregan permisos a extranjeros, y que incluso ganan más de 15 millones de pesos por el cobro del brazalete y que desconocen dónde queda ese dinero.

“Queremos que tomen cartas en el asunto; ya no tienen nada qué hacer este capitán. Está dañando la economía de Cozumel. Todas estas personas tienen la necesidad de trabajar para llevar el sustento; están desempleados; ya lo denunciamos a la naval por haber secuestrado el Parque Marino. Tienen 20 años que dicen que no dan permisos”, aseguró en entrevista Fernán Salazar, propietario de una embarcación y quien encabeza las protestas.

Son cerca de 100 familias de trabajadores náuticos las afectadas, denuncian.

“Dicen que está contaminada el Área Natural Protegida; falso de toda falsedad; ellos no han hecho absolutamente nada por preservar o por cuidar; los cozumeleños somos los más preocupados; es la herencia que nos dejaron nuestros padres y lo que les vamos a dejar a las próximas generaciones. Por eso pedimos la destitución y que el municipio haga la gestión para quedarse con el Parque Marino”, sentenció.

Además acusan al empresario local César Zepeda Escamilla de traicionero, pues también apoya a los extranjeros.

“No hay apoyos para los marineros cozumeleños de parte de la Conanp. Se los están dando en equipo y lanchas a extranjeros. Hay un equipo que maneja el traicionero de César Zepeda, que son puros extranjeros que se prestan a un juego sucio con Parque Marino y Capitanía”, externó.

Dice que es el colmo de la vergüenza que se apoye a los extranjeros y a ellos se les saque y se les impida trabajar. Y que la situación irregular lleva cerca de 20 años. Piden a las autoridades que hagan las investigaciones pertinentes.

“No se vale que usen a la Naval para sacarnos; es inconstitucional que estén yendo con embarcaciones con armas y siglas de la naval para que no puedan correr y sacarnos; ni al Parque Marino ni a la Capitanía de Puerto se le tiene respeto, por corruptos, por preferir a lanchas extranjeras”, lamenta.

Subraya que las irregularidades son varias, desde que son extranjeros con permisos y no deberían tenerlos, hasta que las embarcaciones tienen más pies de eslora de los permitidos y que además suben a más gente de la que deberían.

Luego de manifestarse se lograron reunir con el secretario general de la Comuna, Manuel Cota Becerra, quien les prometió atender sus inquietudes.

DEJA UN COMENTARIO

comentarios