IMSS se pronuncia sobre caso de madre que pide apoyo para salvar su hija

Foto: Líder Empresarial

Playa del Carmen, Quintana Roo.- El Instituto Mexicano del Seguro Social se pronunció sobre una denuncia realizada por la Sra. Marta Murga a Quinta Fuerza, quien indicó que su hija de 21 años tuvo un derrame cerebral y depende de ingresar a terapia intensiva en un hospital de la institución en Mérida o Cancún.

La mujer urge que le trasladen a su hija al IMSS de Mérida o al IMSS 17 de Cancún mientras responde Mérida. “Las horas pasan y no hace nada con ella, solo está en coma inducido. Necesitamos de forma urgente que sea trasladada”, señaló.

La postura del instituto ante esta situación es la siguiente:

Con relación a la atención brindada a una paciente de nombre Valentina, la Oficina de Representación del Instituto Mexicano del Seguro Social en Quintana Roo informa:

  • Desde su ingreso al Instituto, luego de haber sido atendida en otras instituciones públicas y privadas, se inició con medidas de neuroprotección y monitoreo las 24 horas del día, en el Hospital General de Zona No. 18 de Playa del Carmen.
  • Se solicitó el enlace para manejo por neurocirugía en tercer nivel en la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) de Mérida Yucatán.
  • Se habló ampliamente con la madre de la paciente para explicarle sobre el objetivo del tratamiento y el plan a seguir.
  • Le fue descrito el protocolo de enlace entre una unidad médica y otra, en el que se garantiza la seguridad de la paciente.
  • Con los antecedentes descritos por el Hospital, la UMAE de Yucatán otorgó folio para el traslado de la paciente, mismo que fue realizado el día de hoy jueves 3 de diciembre, activando el protocolo para el traslado seguro de la joven.
  • De acuerdo con sus condiciones clínicas fue acompañada por un enfermero intensivista.
  • Las áreas de Trabajo Social y Atención al Derechohabiente reforzaron la comunicación con la madre de la paciente.

El IMSS Quintana Roo refrenda su compromiso de brindar una atención oportuna y de calidad a sus derechohabientes, y de garantizar una comunicación fluida y profesional con los familiares de los pacientes.