Acusan a funcionario de Isla Mujeres de abuso de autoridad por desalojar a sus tíos de sus casas

Isla Mujeres.- El director de Asuntos Internacionales del Ayuntamiento Isla Mujeres, Carlos Antonio Peraza Magaña, es acusado por familiares de abuso de autoridad y tráfico de influencias, luego de que supuestamente mandara a tres patrullas a detenerlos, por “alteración del orden”, desalojándolos de unas casas que tienen en disputa.

Concepción Magaña Martínez, tía del funcionario, relató lo ocurrido hoy, cuando un pariente fue detenido, por supuestos daños, sin que fuera entregado al Ministerio Público, y luego otros cuatro también fueron sacados de sus casas, supuestamente por órdenes del director de Asuntos Internacionales.

Tía
Tía

Entrevistada afuera de los separos de la Zona Continental, Concepción Magaña Martínez explicó que ellos tienen tres propiedades, que fueron propiedad de su difunta madre, quien en su testamento marcó que debían dividirse entre los cuatro hijos.

Actualmente hay un juicio testamentario, explicó, aunque ella quedó como albacea. Una de los hermanos, la madre de Carlos Antonio Peraza Magaña, también falleció, razón por la que él y su hermano intentan quedarse con estas tres propiedades.

A eso del mediodía de hoy, llegaron tres patrullas municipales, con los números 6037, 6038 y 6039, con 15 policías, los que detuvieron a Ariel Peniche Ramírez (hermano de Eduardo Peniche, alias “Wato”, dirigente de los taxistas de Isla Mujeres), supuestamente por lesiones. Sin embargo, pasaban las horas y no lo presentaban al Ministerio Público, como debiera proceder. Mientras acudía Concepción Magaña a la Fiscalía, se enteró de que los policías habían regresado y detenido a otras cuatro personas, Domingo Carrillo Ramírez, Mónica Peniche Magaña, así como una mujer llamada Banca y su hijo.

Todos fueron sacados de sus casas, ahora acusado de “alterar el orden”, algo que Concepción rechaza. Ninguno había sido presentado con el juez calificador, lo que los policías dicen que harán hasta mañana por la tarde.

Incluso, Concepción Magaña quiso regresar a estas casas, pero los policías se lo impidieron, advirtiéndole que también sería detenida.

La intención, señaló, es claramente el desalojar estas propiedades para que sus sobrinos las ocupen y puedan alegar posesión, a pesar de ser ella la albacea y existir un testamento.
Justamente hoy otro tío del director municipal estaba en la Fiscalía interponiendo una denuncia, pues descubrió que en su casa alguien le había puesto un candado.

“Los dos muchachitos están enfermos”, comentó la mujer, quien no se atrevió a opinar si ellos cuentan con respaldo al interior del Ayuntamiento de Isla Mujeres.

Más noticias de Quintana Roo