Jueza Isabel González violenta la ley al permitir corrida de toros

Cancún.- La jueza Isabel Cecilia González Glennie, quien funge como magistrada del Tribunal de Justicia Administrativa de Quintana Roo es la persona que pasando por encima de la ley, ha autorizado que se lleve a cabo la corrida de toros en esta ciudad, pese a que dicho espectáculo ha quedado prohibido luego de la publicación de la Ley de Bienestar Animal y además previamente el Ayuntamiento de Benito Juárez lo negara.

La jueza González Glennie es quien otorgó la suspensión para que los empresarios taurinos puedan efectuar la corrida del 30 aniversario que tiene como principales figuras al rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza y al matador de toros Diego Silveti. Ello, a pesar que el mismo Ayuntamiento de Benito Juárez, en voz de la alcaldesa Mara Lezama Espinosa había sido claro al reafirmar la prohibición y que ellos como Comuna no daban el aval a espectáculos donde se maltratara a los animales.

Desde hace tres años, las corridas de toros dejaron de hacerse en Cancún, pues el reglamento municipal prohíbe el causar sufrimiento a algún animal, además de existir normas estrictas sobre la manera en la que debe ser sacrificado un ejemplar, lo que no puede ocurrir en un espectáculo, y menos de la manera tan sangrienta como se realiza en estas corridas.

Los organizadores de este evento insistieron en su realización, a pesar de haber obtenido una negativa, pero fue justo en estos momentos en que entró en vigor la Ley de Bienestar Animal, de observancia obligada para todo Quintana Roo, que de forma inequívoca prohíbe explícitamente las corridas de toros. A ojos de la ley, ya no había forma para su realización.

Sin embargo, inexplicablemente al interponer un recurso ante jueza Isabel Cecilia González Glennie, ella acepta dicho recurso y otorga una medida cautelar, fuera de todo derecho. Ello porque, aunque ninguna ley es retroactiva, la Plaza de Toros había únicamente manifestado su intención de realizar este evento, al anunciar una cartelera, hecho que de ninguna manera genera derechos adquridos. Distinta sería la situación si hubiesen alcanzado a tramitar algún permiso, mismo que los protegería ante cambios en el marco legal, pero las solicitudes efectuadas al Ayuntamiento fueron negadas por la autoridad competente.

La acción de esta juez, de blindar esta función taurina, sienta un peligroso precedente legal, al bastar únicamente la intención de realizar algo para frenar la aplicación de la ley.

HISTORIAL LIGADO AL PAN

Cabe resaltar que como este mismo medio había dado a conocer previamente, la magistrada tiene un pasado ligado al Partido Acción Nacional y al matrimonio Calderón Zavala.

La hoy magistrada fue candidata plurinominal blanquiazul, y en 2013 fue suplente para la sindicatura en la planilla apara el municipio de Benito Juárez. Fue además delegada del CEN panista en Quintana Roo y jurídica de la Administración Portuaria Integral de Quintana Roo bajo la administración de Alicia Ricalde Magaña.

Te puede interesar: https://quintafuerza.mx/mas-noticias/politica/panistas-se-colocan-en-tribunal-administrativo/

Hoy Isabel Cecilia González Glennie vuelve a estar en el ojo del huracán, debido a que otorgó la suspensión para que los empresarios taurinos pudieran pasar por encima de la Ley de Bienestar Animal del estado de Quintana Roo.