Una cámara de vigilancia grabó una escena que parece sacada de una comedia de Óscar.

En Brasil cerca de las 4 de la mañana del pasado domingo entraron a robar con la intención de robar una pantalla pero su torpeza fue tanta que solo consiguieron caer y tropezar en varias ocasiones.

Los tes ladrones rompieron la puerta de vidrio de una sala de una oficina en Ribeirão Preto para robar un televisor de 75 pulgadas.

Los delincuentes planeaban arrancarlo de la pared y escapar con él en su coche, pero su poca habilidad hizo que abortaran misión.

Sin embargo, los intrusos terminaron dañando el dispositivo, en medio de una secuencia de caídas y tropiezos.

El video es tan gracioso que se volvió viral rápidamente en redes sociales.

DEJA UN COMENTARIO

comentarios