Eduardo De Luna, “halcón” del antiperiodismo

514

En Playa del Carmen, en lugar de existir unidad en el gremio periodístico y de exigir garantías para ejercer su profesión sin peligros, existe un grupo de “golpeadores” que, escudados en el ejercicio de esta profesión, se dedican a calumniar a quienes incomodan por hacer su trabajo; incluso llegan al extremo de exponerlos y criminalizarlos, tema delicado en vista de los asesinatos y persecuciones contra reporteros en el país y el estado.

Entre este grupo, destaca el lacayuno Eduardo De Luna, quien servilmente se ha dedicado a exaltar a la actual administración municipal y atacar, a menudo sin fundamentos, a quien sea su oposición, tanto a través de su portal y los lugares donde trabaja, como en diversos perfiles falsos y páginas a modo creadas para esparcir “Fake News”.

En esta ignominiosa, pero lucrativa tarea está acompañado de varios otros cómplices, quienes enfrentan incluso procesos legales. Baste mencionar a Carlos Narváez, supuesto artífice de las calumnias que luego sus sicarios de la palabra se encargan de diseminar. También está Erich Werner, creador de los portales ficticios donde esparcen estas mentiras, presuntamente con recursos públicos.

El rol de Eduardo de Luna es peor. Como el reportero “de a pie”, le toca acudir a la calle para servir de “halcón”; es decir, de ponerse a grabar y tomar fotos, pero no de la noticia, sino de otros comunicadores, para que luego sean atacados en redes por sus supuestas “críticas” a sus patrones.

La ambición de Eduardo De Luna es poder congraciarse dentro de este círculo del “antiperiodista”, para así ir subiendo de rango, pues es conocimiento público que la salud de Carlos Narváez está cada vez más deteriorada y no faltará mucho en el que De Luna podrá aspirar al título de “nuevo Narváez”, con una mayor tajada del dinero del erario.

Varios han sido los comunicadores que por realizar su labor y estar presentes en diversos eventos, terminan expuestos, al ser su imagen compartida en publicaciones, llenas de calumnias. La bajeza no para ahí, pues De Luna incluso ha editado videos con imágenes de los familiares de su víctima, para que también sean acosados.

El tema toma especial gravedad al considerar el alto número de reporteros que han terminado huyendo de un municipio o estado por este tipo de persecución. Por dar a conocer la noticia, terminan siendo la noticia y el blanco de la ira de instancias de gobierno.

En Solidaridad, el riesgo es mayor aún, al recordar los asesinatos de dos reporteros en los últimos años: Rubén Pat y Francisco Romero; en la investigación del último, incluso se maneja la teoría que fuera por su labor crítica hacia el gobierno.

Más noticias de Quintana Roo

DEJA UN COMENTARIO

comentarios