La #LadyBuenFin

La Voz Sátira

Por la Pluma del Pueblo

 

La #LadyBuenFin

 

*A nuestra “Dama” del día de hoy le gusta llenarse las manos… de presupuestos ajenos para saciar el propio…

 

A Laura Beristain Navarrete le caracteriza la buena administración del recurso ajeno, pero en beneficio propio; por ejemplo, cada vez que llega a ocupar un cargo en la administración pública, se rodea de un par de incautos y los invita a participar en su equipo como asesores, luego les fija un sueldo y busca que la institución para la que ella fue electa les pague, pero eso sí, una vez que comienzan a cobrar, les quita del 50 al 75 por ciento de ese sueldo para su propio beneficio.

Su ambición desmedida le ha llevado hoy a meter sus manos al erario público de Solidaridad en donde ya está haciendo los respectivos cálculos para quedarse con algo de dinero, pero con especial énfasis en las fechas recientes. Para quien expele, regurgita con singular alegría estos choros, que BerisNICE haya dado rienda suelta a su ya conocida forma de “apañarse” no tenía sentido, pues calculé que hacer “la ronchita” para los regalos de navidad sería muy anticipado, hasta que recordé que, desde el 10 de noviembre, transcurre “El Buen Fin”.

Pero lo que trasciende es la forma; como diría cualquier priista anacoreta: “la forma es fondo mi buen”. Resalta una primera afirmación en el marco del pago que se tiene que hacer a la empresa que colocó las barreras anti sargazo, Dakatso, es decir, 13 millones de pesos los cuales, #LadyBuenFin dice que no tiene por qué pagar, no obstante que esos recursos no tienen que salir del presupuesto corriente de la administración pública municipal, sino que son recursos ya adquiridos y etiquetados del Fideicomiso de Saneamiento Ambiental, es decir, es dinero que ya estaba presupuestado aún antes de que terminara la administración de la señora Cristina Torres Gómez.

Por otro lado, a pesar de las declaraciones de Lady Laura, la administración que recientemente hizo entrega, dejó un superhábit de varios millones de pesos que en todo caso le permitiría a los actuales un buen margen de maniobra, no es necesario implementar raras estrategias para contar con recursos.

Pero la historia no para ahí, resulta que no es el único rubro que #LadyBuenFin ha cancelado para juntarse “su ronchita”, la celebérrima neomorenista se ha metido hasta con el presupuesto destinado a las actividades deportivas y de solaz convivencia de las amas de casa y uno que otro aspirante a Miss España: las clases masivas de Zumba Fitness.

Resulta que desde hace muchos años ya, varios instructores de esta peculiar forma de acondicionamiento físico reúnen a varias decenas de amas de casa y mujeres trabajadoras en instalaciones públicas como domos deportivos, parques y plazas para hacerlas ejercitarse al ritmo de Zumba, práctica que resulta en una excelente forma de combatir la depresión, las preocupaciones cotidianas –y vaya que las mujeres de Solidaridad tienen motivos para estar en la angustia constante- y además, para lograr un divertido y rítmico acondicionamiento físico que impacta positivamente en la salud pública.

A estos instructores, el municipio les venía otorgando un apoyo incentivo por sus servicios y durante años, la fórmula ha funcionado de forma excepcional, pero hoy, se encuentran con que, no sólo les han cancelado la percepción, sino que además se les prohibió hacer uso del equipamiento urbano municipal. El colmo llegó cuando a pregunta expresa, #LadyBuenFin espetó: “pues que bailen en sus casas”.

La inconformidad de las familias no se dejó esperar y en pocas horas tuvo que recular y reestablecer este apreciado programa.

Este salario no pudo ser parte de “la ronchita” de #LadyBuenFin, pero sí el pago por el sistema antisargazo y diversas obras públicas que también tenían sus recursos ya listos y etiquetados, pero que inexplicablemente han comenzado a ser cancelados.

Cabe la pregunta si esta necesidad de recurso tal vez sea para que los hermanos Beristain puedan crear en “fast track” su estructura electoral, después de todo, las elecciones de 2019 están a la vuelta de la esquina.

 

DEJA UN COMENTARIO

comentarios