El ex director de Pemex, Emilio Lozoya, ofreció más de 15 horas de grabación a la Fiscalía General de la República en la que se muestran las negociaciones y presuntos sobornos que se realizaron para aprobar la Reforma Energética, impulsada por el expresidente Enrique Peña Nieto.

Con estos videos, Lozoya Austin, prentende librar la cárcel al señalar que los negocios turbios que hizo fueron órdenes de personas de alto mando, como Peña Nieto. sin embargo, esto podría tocar también a exsecretarios de Estados, legisladores y hasta empresarios.

De acuerdo con Milenio, Emilio Lozoya aseguró que las grabaciones que tiene en su poder demostrarán que él fue “un instrumento no doloso de la comisión del delito” pues no fue el autor de los actos de corrupción de los que se le acusan.

Tanto los audios como videos, demuestran, según el exdirector de Pemex, cómo operaron la aprobación de la Reeforma Energética que ayudaría a justificar la compra de las plantas de Fertinal y Agro Nitrogenados en 2014, con lo que Pemex pretendía aumentar la producción de fertilizantes como uno de los beneficios de dicha reforma.

Milenio, también asegura que desde junio de 2019, Lozoya pretendía apegarse al criterio de oportunidad una vez que el Ministerio Público se lo ofreciera, para así entregar información que involucrara en actos de corrupción al exsecretario de Hacienda, Luis Videgaray como al propio Peña Nieto, expresidente de México.

Por ello, el abogado de Lozoya Austin, Javier Coello Trejo, aseguró que no se llegaría a un arregló ni su cliente sería testigo protegido, porque ganarán.

El material que ofreció explicaría el origen de la compra de las plantas de fertilizantes que se dieron a sobreprecios pero que de acuerdo a lo dicho desde entonces por el abogado Coello Trejo “Lozoya no se mandaba solo”. Por lo que como titular de Pemex debió acatar órdenes y concluir el proceso de compra.

Los momentos que Lozoya habría documentado, podría exhibirse el pago de sobornos para la aprobación de la reforma energética y la compra de estas plantas, así como los contratos que beneficiaron a Odebrecht. Mismos que involucarían a Luis Videgaray, quien además de ser secretario de Hacienda, presidía el Consejo de Administración de Pemex; Pedro Joaquín Coldwell entonces secretario de Energía, así como legisladores y empresarios.

Incluso, al propio Peña Nieto quien estuvo enterado de las negociaciones para concretar la reforma que impulsó su gobierno.

Lozoya Austin aceptó ser extraditado a cambio de entregar estas videograbaciones lo que le abriría la puerta a la extinción de la acción penal en su contra, es decir, no tendría que pisar la cárcel si lo que ofrece ayuda en las investigaciones de Fiscalía General de la República.