Ruta del Tren Maya cruzará por 10 reservas naturales

El Tren Maya pasará por muchas reservas naturales y sitios arqueológicos; temen que estos sean dañados
El Tren Maya pasará por muchas reservas naturales y sitios arqueológicos; temen que estos sean dañados

El Tren Maya, el proyecto más importante para el gobierno de AMLO sigue avanzando, pese a múltiples críticas de diversos sectores. Hay quienes temen que el proyecto provoque un grave ecocidio, pues podría afectar tanto reservas naturales, especies animales, vegetales, cenotes y hasta sitios arqueológicos. 

Y es que este temor de ambientalistas y científicos tiene como base que la ruta del Tren Maya cruzará por 10 reservas naturales. Temen que de no llevarse con cuidado los trabajos de construcción los daños al medio ambiente sean muy graves.

Estas son las 10 zonas protegidas por donde pasará el Tren Maya y las que científicos, especialistas, activistas y ciudadanos piden se cuiden a detalle para que no haya daños ambientales y/o a la historia y cultura de estas zonjas del sureste mexicano.

Balam Kim y Balam Kú, Campeche

Estas dos reservas están por completo ligadas entre sí con la Reserva de la Biósfera de Calakmul; las tres forman parte del bosque tropical más grande de América, solo por debajo del Amazonas. Balam Kin abarca mil 109 kilómetros cuadrados, mientras Balam Kú alcanza cuatro mil 92 kilómetros cuadrados de extensión. Dentro de las especies que se encuentran aquí son jaguar, tapir, puma y pecarí.

Calakmul, Campeche

Es una Reserva de la Biósfera, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Hasts el 80 por ciento de las especies vegetales de la Península de Yucatán se encuentran aquí, además de 350 especies de aves y casi 100 mamíferos. Además alberga a la ciudad maya más importante del periodo Clásico.

Calakmul, Campeche, cerca de donde pasará el Tren Maya
Calakmul, Campeche, cerca de donde pasará el Tren Maya

Cañón del Usumacinta, Tabasco

Es el río más caudaloso de México y está rodeado de selva, con espectaculares paredes de roca de hasta 200 metros de altura y cuevas conocidas por muy pocos. Ahí viven ocelotes, pumas, guacamayas rojas, loros, tucanes y cocodrilos de pantano, entre otras especies. Su extensión es de más de 46 mil hectáreas.

Los Petenes, Campeche

Colinda con la reserva de Celestún, con la cual forma la franja de manglar más extensa y mejor conservada del país, de hasta 400 mil hectáreas. Sus frondosos manglares pueden alcanzar ocho metros de altura. Entre las aves que habitan aquí se hallan las fragatas, cormoranes, gaviotas y garzas.

Los Petenes, Campeche

Manglares de Nichupté, Quintana Roo

Además de los manglares que le dan nombre, en esta reserva natural hay manantiales y lagunas habitados por especies en riesgo. Dentro del área se encuentra a la tortuga blanca, la rana leopardo, iguanas y cocodrilos. La conservación de Manglares de Nichupté es fundamental para proteger y mantener los sistemas de arrecifes cercanos, como el Parque Nacional de Isla Mujeres. Estos sitios forman parte del Sistema Arrecifal Mesoamericano, la segunda barrera de coral más grande del mundo y que también se encuentra en riesgo debido a la explotación turística y a enfermedades como el síndrome blanco.

Palenque, Chiapas

Al igual que Calakmul, está catalogado como Patrimonio de la Humanidad mixto por la Unesco; esto se debe a que resalta a nivel natural y cultural. Con un territorio de mil 771 hectáreas, es una zona selvática donde viven monos araña, monos aulladores, ocelotes, guacamayas rojas y otras especies. Palenque fue una de las ciudades más importantes del imperio maya. Quien llega a estas tierras está pisando los antiguos dominios del gran gobernante maya Pakal, cuya tumba fue hallada en el Templo de las Inscripciones después de estar oculta por casi mil 300 años. Solo se ha descubierto el 10% de la ciudad y aún así lo quie ya se conoce es impresionante.

Sian Ka’an, Quintana Roo

Una de las reservas naturales más diversas e impresionantes de nuestro país. Tiene selva, manglares, playas vírgenes, canales de color turquesa, cenotes y arrecifes. En ellos habita desde el poderoso jaguar hasta monos aulladores, tortugas caguama, cocodrilos, osos hormigueros, manatíes y delfines.

Sian Ka'an, una de las pocas zonas vírgenes de Quintana Roo
Sian Ka’an, una de las pocas zonas vírgenes de Quintana Roo

Uaymil, Quintana Roo

Se trata de un humedal íntimamente relacionado con Sian Ka’an, que incluye manglares, petenes y cenotes. Contiene especies de flora endémica que solo crecen en esta región.

Yum Balam, Quintana Roo

De acuerdo con el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), de mayo a septiembre las aguas de Yum Balam son hogar de la mayor congregación de tiburón ballena en el mundo: de 800 a mil 400 ejemplares. También resguarda 420 especies de aves, 35 por ciento de ellas migratorias. A esta reserva pertenece Holbox, uno de los destinos más espectaculares del Caribe mexicano y que también ha sufrido en los últimos años debido a la sobreexploitación de los recursos natutales de la zona. La isla recibe más gente de la que su tamaño permite, por eso sus servicios han colapsado más de una vez.

Te puede interesar: Presentan diseño de las primeras estaciones del Tren Maya

No cabe duda que hay mucha biodiversidad, historia y cultura en los sitios por donde va a cruzar la Ruta del Tren Maya. Ojalá que las obras se lleven con todo el cuidado que se requiere, pues si no es así el daño será mucho muy grande. ¿Crees que tienen razón los ambientalistas en estar preocupados?

Con información de El Universal.