¿Qué es el polvo del desierto del Sahara y por qué sucede?

polvo desierto del Sahara
Llegará polvo del desierto del Sahara

Una capa gigantesca de aire del Atlántico partió desde hace días hacia el Caribe y ahora enturbia el tradicional o blanco aire que suele ser típico de la época del año, y esto se debe al polvo del desierto del Sahara.

¿Pero por qué surge este fenómeno?

Aunque no lo parezca este es un fenómeno recurrente que se expresa en una masa de aire seco y cargado de partículas de arena que se forman en el desierto del Sahara al final de la primavera, el verano y principios del otoño y generalmente se mueve hacia el oeste sobre el océano Atlántico tropical cada tres o cinco días.

Este aire seco y lleno de polvo del desierto norafricano recorre más de 10 mil kilómetros y tiene una duración de no más de una semana, pero es propensa a cruzar en estas épocas del año.

¿Con qué frecuencia ocurre?

De acuerdo con los meteorólogos, este fenómeno ocurre varias veces al año, sin embargo, esta es una de las más densas que llegan en el último medio siglo.

Por ello, algunos países han recomendado a sus ciudadanos usar mascarillas y evitar actividades al aire libre dada las altas concentraciones de partículas en el aire. Asimismo, han advertido a embarcaciones sobre la reducción de visibilidad en la navegación debido al polvo sahariano.

Tradicionalmente, este polvo aumenta a medidados de junio, alcanzando su punto máximo desde fines de junio hasta mediados de agosto y comienza a disminuir rápidamente después de medidados de ese mes.

De acuerdo con la  Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE.UU (NOAA, por sus siglas en inglés) cada año, más de 100 millones de toneladas de polvo sahariano soplan entre África y algunas veces llega incluso hasta la cuenca del río Amazonas.

La capa de polvo forma una nube generalmente de entre 3 y 5 kilómetros de espesor y se encuentra a una altura de entre uno y dos kilómetros en la atmósfera.

¿Cuáles son sus efectos?

Las nubes del Sahara contribuyen en diversas formas a los ciclos naturales del planeta, ayudan a estabilizar la atmósfera cuando el aire cálido de la nube de polvo se eleva por encima del aire relativamente más frío y denso.

El polvo mineral suspendido también absorbe la luz solar, lo que contribuye a la regulación de las temperaturas del planeta.

También, los minerales contenidos en el polvo reponen los nutrientes en los suelos de las zonas tropicales, que se ven afectados regularmente por las lluvias de la región.

Sin embargo, algunas partículas de polvo pueden ser tóxicos o nocivos para algunas especies, como los corales, según detallaron los expertos.

Según la NOAA, el calor, la sequedad y los fuertes vientos asociados con la capa de aire sahariana suprimen también la formación e intensificación de los ciclones tropicales.

¿Qué implica para la salud humana?

El polvo del Sahara afecta considerablemente la calidad del aire, al ser seco y polvoriento, la capa de aire sahariana tiene aproximadamente 50% menos de humedad que la atmósfera tropical típica, lo que afecta desde la piel hasta los pulmones.

Asimismo, puede resultar nocivo para personas con problemas respiratorios e incluso provocar problemas de alergias o irritación en los ojos y mucosas.

Con información de BBC