El Pedregal, el “tiradero” de los ejecutados en Cancún

237

Cancún.-  “El Pedregal” de Bonfil, esta popular colonia irregular, ubicada a la salida de la ciudad de Cancún, colindante con la av. Portillo, se ha convertido en el “tiradero” de los ejecutados, víctimas de sus nexos con el narcotráfico, en la mayoría de los casos.

Los delincuentes aprovechan que es una zona alejada de la ciudad, sin alumbrado público eficiente, ya que sólo hay algunos postes de luz, calles sin pavimentar y lotes baldios que facilitan ocultar entre la maleza a los cuerpos “embolsados”.

El Pedregal de Bolfil y otras colonias irregulares se han convertido en uno de los focos rojos de Cancún, pues además de hallarse múltiples cadáveres, la descomposición social de la zona deja ver un alto índice de delincuencia y adictos a drogas en la zona.

Este 23 de marzo de 2020, vecinos de la colonia irregular el Pedregal reportaron el hallazgo de una persona sin vida, envuelto en sábanas y bolsa de dormir; Fiscalía ya se encuentra indagando los hechos.

La llamada anónima describía a una persona a la cual solo se le alcanzaba a ver el pie ensangrentado que salía de la colcha y la bolsa de dormir, por lo que decidieron marcar al número 911 para atender ese asunto.

Los hechos ocurrieron a las 7:46, en la Supermanzana 531, en la Colonia el Pedregal, sobre la calle Granito, muy cerca de Avenida Las Torres, junto a bodega de Ancona, en frente de la Iglesia Árbol Frondoso.

La Policía Municipal fue el primer respondiente al tratarse de un asesinato dio parte a la Fiscalía General del Estado; el Servicio Médico Forense (SEMEFO) se encargó de levantar el cuarpo.

También el 27 de enero de 2019, se halló el cuerpo de una persona en estado de putrefacción, fue localizado en un área verde de un camino de terracería, en la ruta “El Pedregal”-Bonfil, Región 531, casi a la altura del entronque al Aeropuerto Internacional de Cancún, informaron autoridades locales.

Fueron los fétidos olores los que alertaron a los vecinos, quienes prefirieron llamar al 911 para reportar el incidente; luego de la llegada de elementos de la Policía Quintana Roo, se supo que eran dos bolsas en las que se encontraban los restos humanos, ya en estado de descomposición.

Posteriormente, llegaron los peritos de la Fiscalía General del Estado (FGE) para testificar el levantamiento de los restos por parte de los elementos del Servicio Médico Forense, los que fueron llevados a las instalaciones donde será identificado por medio de pruebas de ADN.
El Pedregal es una de las zonas donde se han encontrado decenas de cadáveres.