Acusan a Conacyt de haber ocultado informe que critica al Tren Maya

Existe un informe elaborado por un grupo de expertos del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), el cual detalla todos los problemas que podrían detonarse a partir del proyecto principal del gobierno federal: el Tren Maya. Sin embargo y pese a que el documento existe desde el año pasado, la misma instancia lo ocultó, debido a las críticas al proyecto.

Estos problemas serían entre otros:

  • afectaciones negativas a 10 Áreas Naturales Protegidas (ANP) y a sus servicios ambientales
  • la recarga de los acuíferos y su capacidad para capturar carbono
  • podría implicar la destrucción irrecuperable de mil 288 sitios arqueológicos
  • considera que se ha vulnerado los derechos de 146 mil indígenas
  • las tierras aportadas para el proyecto y sus polos de desarrollo jamás podrán recuperarse
  • opina que el empleo que creará será precario y temporal
  • Incluso se prevé que abone al incremento de la trata de personas y al tráfico de drogas en los cinco estados afectados

De todo esto da cuenta una nota de El Universal que afirma que todas estas situaciones han sido explicadas en el informe “Territorios mayas en el paso del tren: situación actual y riesgos previsibles”, elaborado por el grupo constituido por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.

EXTENSO DOCUMENTO

El análisis completo realizado por el equipo de 30 investigadores escogidos para la tarea consta de cinco documentos con 60 hojas cada uno, pero que como ya se dijo, no fueron difundidos por Conacyt, tal como se pensaba que se haría en un inicio.

Las Áreas Naturales Protegidas que serían afectadas son reservas estatales de Balam Kin y Balam Kú (Campeche); el Parque Nacional de Palenque (Chiapas); las Áreas de Protección Cañón del Usumacinta (Chiapas), Yum Balam, Manglares de Nichupté y Uaymil (Quintana Roo); las Reservas de la Biosfera de Sian Ka’an (Quintana Roo), así como Los Petenes y Calakmul (Campeche).

A estos problemas medioambientales habría que añadir la afectación a sitios arqueológicos por las obras, a los pueblos originarios, a quienes la Organización Intenacional del Trabajo (OIT) dijo que no se les hizo una consulta conforme a la ley.

Además están los problemas socioeconómicos que se generarán, como el que la gente podría perder sus tierras y ya no recuperarlas, pues el valor aumentaría y ya no tendrían para adquirirlas de nuevo, así como los trabajos precarios que se prevé sean ofrecidos a los habitantes de la zonas por donde pasaría el Tren Maya.

Por si fuera poco se contempla que la obra beneficie al crecimiento de los grupos criminales que operan en la zona y a sus actividades delictivas, como trata de personas y narcotráfico. Algo que sería sumamente delicado, más si se piensa que esto detone el turismo en el sureste del país.

Te puede interesar: https://quintafuerza.mx/quintana-roo/cambian-trazo-del-tren-maya-regresa-a-su-ruta-original/

Hasta el momento, detalla El Universal, no ha habido un pronunciamiento de Conacyt en cuanto al tema. Habrá que esperar si responden a estos señalamientos o si incluso dan a conocer el informe sobre el Tren Maya.