Empleadas domésticas no exigen derechos

empleadas domésticas
empleadas domésticas

PLAYA DEL CARMEN, MX.- Por desconocimiento, temor a perder su trabajo o cariño hacia la familia con la que trabaja, las empleadas domésticas de Quintana Roo no han interpuesto ninguna denuncia ante la delegación federal de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

Esto a pesar de no recibir prestaciones de ley ni seguro social. Enoel Isaías Pérez Cortés, delegado de la dependencia referida, señaló que el trabajo doméstico es una labor que conlleva todos los aspectos de un trabajo formal.

El mes pasado, la Comisión Permanente hizo un llamado para que el Estado mexicano se adhiera al Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el cual ofrece protección específica para este sector.

Según datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (2013) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), a finales de 2013 había casi dos millones y medio de trabajadores y trabajadoras domésticas en México, de los cuales alrededor del 90 por ciento son mujeres.

Tres de cada cuatro se encuentran en un estrato socioeconómico bajo o medio-bajo, y sólo cinco por ciento tiene estudios posteriores a la secundaria.

La mayoría no gozan de los derechos laborales relativos a la seguridad social, ni de una alimentación y vivienda dignas.

Es tan grave el panorama de este sector, que el 76 por ciento de los trabajadores domésticos no cuenta con ninguna prestación laboral, en contravención con lo dispuesto por la Ley Federal del Trabajo, se precisa en el dictamen.

En este sentido, Pérez Cortés consideró que pueden informarse para conocer sus derechos.

El Convenio 189 de la OIT, sobre las trabajadoras y los trabajadores domésticos, fue adoptado en Ginebra, Suiza, el 16 de junio de 2011 y las normas mínimas que establece son: Promoción y protección de los derechos humanos; protección efectiva contra todas las formas de abuso; condiciones justas de empleo incluyendo una vivienda digna; protección social, seguridad social, incluyendo prestaciones de maternidad.