Chetumal.- El pasado viernes se crearon grupos de trabajo para evaluar el impacto del Tren Maya, luego de una reunión por parte del director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Diego Prieto Hernández, parte del equipo de esta dependencia, y el futuro titular de Fonatur, Rogelio Jiménez Pons.

Participaron en ese encuentro los coordinadores nacionales de Arqueología y Antropología, Pedro Sánchez Nava y María Elena Velázquez Guitérrez, respectivamente; la secretaria técnica, Aida Castilleja González, gente del departamento jurídico, y los directores de los Centros INAH de los cinco estados donde pasará el tren: Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

Confirmó lo anterior Adriana Velázquez Morlet, directora del Centro INAH quintanarroense, quien destacó la voluntad del gobierno federal electo por incluir al INAH desde el inicio y no esperar a presentarles el proyecto ya terminado.

“Vienen meses de mucho trabajo”, aseveró, aclarando que este primer encuentro sirvió para abordar los temas generales y acordar los equipos de trabajo.

La labor del INAH será evaluar el impacto que generará la construcción de este tren, tanto en términos arqueológicos como antropológicos.

“Habrá un impacto; sin ninguna duda habrá un impacto”, comentó. “Pero se trata de preverlo y, en caso de ser necesario, hacer un salvamento.”

No se trata únicamente de estudiar si hay vestigios históricos, sino también trabajar de cerca con las comunidades cerca del trazo, por el impacto antropológico. Incluso, se habló de la importancia lingüística de la región, dimensión que también debe ser incluida en el proyecto.

“Me parece correcto, trabajar desde el principio para hacer sugerencias”, indicó. “Hay apertura para consultar a todos los expertos”.

Se prevé que mañana el director general del INAH realice un anuncio con respecto al Tren Maya.

DEJA UN COMENTARIO

comentarios

1 COMENTARIO

Comments are closed.