Expulsan a turistas de Holbox; habrá toque de queda y “Ley Seca”

Holbox.- Por acuerdo tomado entre distintas autoridades e integrantes de la sociedad, a partir de mañana ya no debe haber nadie que no sea residente de Holbox, además de imponer virtual toque de queda y prohibición de venta de alcohol.

Enrique Ramírez Borras, presidente del Consejo de Desarrollo de Holbox, indicó que hoy se informará a los hostales, hoteles, operadores de Airbnb y campings que mañana ya no debe quedar nadie foráneo en la isla.

Ya desde hace siete días, se optó por cerrar el paso a la isla, desde Chiquilá, a cualquiera que no sea residente, pero todavía quedan algunos turistas en centros de hospedaje, algo que tendrá que cambiar a partir de mañana.

La decisión tiene sustento, alegó, pues en Holbox se carecen de instalaciones para atender a posibles enfermos de COVID-19. En caso de ponerse alguien grave, tendría que ser enviado a Cancún, pero en Chiquilá ya les advirtieron que no mandarán una ambulancia para un paciente con problemas respiratorios, lo que significa conseguir antes una camilla especial, probablemente desde Cancún.

“No debe haber nadie de fuera; ni turistas ni todos estos voluntarios”, comentó el empresario. “Turistas sí tienen donde ir, pues en Cancún hay hoteles, además de tener embajadas. Serán mejor atendidos allá que acá, pues aquí no hay garantías”, afirmó.

Participó en esta reunión personal de la Policía Turística, la Policía Municipal, Capitanía de Puerto, Marina, el Comité de Vigilancia, Consejo de Desarrollo, Asociación de Hoteles y Lancheros.

Por otro lado, indicó que se volverá a sacar un comunicado para imponer el toque de queda, pues el que salió era violatorio de la ley. Quienes sean sorprendidos, señaló, serán multados y tendrán que realizar 16 horas de servicio comunidado.

También habrá perifoneo durante el día, por parte de la policía, para que la gente se quede en casa.