Los pequeños mordieron el lazo que los sujetaba y lograron subir a la azotea para pedir ayuda; consiguen ser rescatados.

Los hechos se registraron en el Estado de México, donde dos menores de edad que se encontraban en la azotea de su casa fueron rescatados por elementos de seguridad luego de haber estado amarrados de manos y cuello.

Los pequeños, una niña de 8 años y su hermano de seis, dijeron que su tía los había dejado amarrados con un mecate en el baño, sin comida, ni agua. Sin embargo, lograron escapar luego de morder la cuerda y romper una ventana para salir a pedir ayuda.

Por su parte, los vecinos del lugar reportaron a las autoridades que en la azotea de una casa ubicada en la calle 5 de Mayo, se encontraban dos niños pidiendo ayuda.

Eran torturados por su tía

Al ser rescatados, los pequeños enseñaron a los policías los objetos con los que eran sometidos. De acuerdo con testigo, ambos son víctimas de violencia por parte de su tía, quien se encarga de ellos.

Al parecer los niños se encontraban solos cuando fueron rescatados, los pequeños aseguraron que su tía se había ido de viaje a Tula. Además dijeron no tener padre y que su madre estaba lejos.

La procuraduría de la Defensa de las Niñas, Niños y Adolescentes del DIF, se encargará de la situación de los menores, mientras se hacen las investigaciones correspondientes.