España vive nevada récord de 30 horas y las temperaturas más bajas en 20 años

España sufrió por una nevada que duró cerca de 30 horas; todo ha quedado
España sufrió por una nevada que duró cerca de 30 horas; todo ha quedado "pintado de blanco"; las temperaturas son las más bajas en 20 años

España ha vivido estos últimos días bajo la nieve, y si bien en un inicio hubo mucha emoción, las bajas temperaturas y las nevadas que han durado más de un día sin parar han vuelto más difícil que la gente de este país vuelva a su vida normal. 

Y es que como si no bastase la pandemia, ahora una nevada de 30 horas en España ha dejado sepultada bajo la nieve práticamente todo, incluso zonas del país que no están habituadas a estas temperaturas extremas.

El vocero de la agencia meteorológica de España, AEMET, Rubén del Campo, dijo que las temperaturas de la noche anterior habían sido las más bajas al menos desde 2001. 11 de las 51 provincias y regiones autónomas mantenían el nivel de alerta más alto.

Varias cuadrillas de emergencia se esforzaban por habilitar rutas, despejar árboles caídos, reparar cables eléctricos y asegurar la distribución de alimentos, así como la vacuna contra el coronavirus que se aplica en dicha nación europea.

Las autoridades españolas exhortaron a la gente a no salir de casa salvo por razones indispensables, sobre todo para evitar accidentes que pudieran añadir a la tensión en las salas de emergencia.

Y es que algunos hospitales de España han comenzado a registrar un alza en casos de traumatismo, sobre todo de gente que ha salido a la calle y ha sufrido algún tipo de percance debido a la nieve.

Por ejemplo, otra afectación ha sido la caída de 150 mil de los 800 mil árboles de Madrid.

Te puede interesar: Mujer intenta demostrar que la nieve caída en España es en realidad ‘plástico’ y desata burlas

Y por si fuera poco están las bajas temperaturas, como en Teruel, donde se registraron hasta 25.4 grados Celsius bajo cero. O en Madrid, donde se contabilizaron 16 grados bajos cero durante la noche.

Estas son algunas de las secuelas de las fuertes nevadas ocurridas en España. Y es que como ya se señalaba, de la emoción inicial han pasado a la preocupación por las muy bajas temperaturas, que pueden además provocar enfermedades respiratorias, todo además en medio de la pandemia por Covid-19.