Se jubila con honores rata gigante “buscaminas”, la más famosa del mundo

129

La rata “buscaminas” más famosa del mundo, se jubiló con menciones y medallas de honor, luego de 5 años olfateando minas y bombas en Camboya.

Se trata de la rata ‘Magawa’, que recibió condecoraciones de “valentía y devoción”, por su trabajo olfateando minas y bombas. Durante su tiempo de servicio formó parte de la ONG belga APOPO, detectando explosivos y ayudando a recuperar espacios habitables en Camboya.

La rata “buscaminas” encontró 71 minas y 38 bombas antes de estallar en Camboya y es una especie de rata gigante africana nacida en Tanzania en 2013; y durante 5 años de ardua labor, salvó la vida de hombres, mujeres y niños.

Fue así, como la rata “buscaminas”, se convirtió en el elemento más eficaz del equipo de roedores de APOPO.

“Es capaz de registrar un área del tamaño de una cancha de tenis en 20 minutos, lo que llevaría hasta cuatro días a un técnico con un detector de metales”, señaló APOPO

Su trabajo incluso ha ayudado a los habitantes de Camboya a recuperar sus actividades sin miedo a morir o ser amputados.

“Nos ha permitido devolver terrenos seguros a la población de la manera más rápida y económica posible”, señaló su cuidadora, So Malen.

Su jubilación se da debido a la llegada de 20 nuevos roedores adiestrados para detectar componentes químicos de explosivos.

‘Magawa’ recibe condecoraciones por su “valentía y devoción”

La rata “buscaminas” trabajó en Camboya, el segundo país más afectado por las minas terrestres.De hecho, se estima que el país alberga cerca de 3 millones de explosivos que aún no han sido localizados.

Gracias a la “dedicación y precisión” de ‘Magawa’, los habitantes lograron perder el miedo de regresar a sus hogares. Por ello, tras su jubilación, la rata fue condecorada con medallas y menciones de honor por su “valentía y devoción”.

Una vez jubilada, ‘Magawa’ se dedicará a disfrutar de sus “pasatiempos favoritos”: masticar cacahuetes, plátanos y sandías, y ejercitarse en su área de juegos. Pero antes debe realizar su último servicio que será ejercer como ‘mentor’ de los roedores recién incluidos en APOPO.